El arte de gobernar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1436 palabras )
  • Descarga(s) : 57
  • Publicado : 12 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ARTE DE GOBERNAR
(L'art de gouverner )
Publicado en Le Gaulois, el 1 de noviembre de 1881.
En nuestra sociedad democrática, la expresión « clase dirigente » se ha convertido en un término despreciable. Esto es un error. Es precisamente porque no resulta en absoluto « clase dirigente » que nuestros gobernantes sigan porfiando por hacer la política de los abejorros, tropezándose enTúnez, tropezándose en Berlín, tropezándose en Italia, para regresar, en Paris, a tropezarse contra la demagogia. No se puede ser fuerte en esgrima más que practicándola desde la infancia. No se puede saber gobernar a los demás, excepto que se haya sido educado con la idea constante de que un día será llamado a tomar el poder. Entonces se sabe, sin dudar, todos los pequeños flecos del oficio, todos losmedios empleados; se convierte uno en un hombre práctico y notable, sin ser en absoluto un hombre de genio. Fue gracias a esta educación secular que las clases dirigentes conservaron durante tanto tiempo la autoridad en Francia, a pesar de los espantosos abusos de su administración; es gracias a este saber hereditario y sutil, como la nobleza inglesa permanece tan poderosa y la monarquía subsisteen ese país.
¿ Quién no ha sido sorprendido por el fenómeno de que muchos reyes hayan reinado de un modo satisfactorio, sin deshonor, aunque fuesen los más mediocres de los seres ? Es que tenían, desde la cuna, aprendido el arte de manejar los pueblos, y no cometían ninguna de esas pequeñas torpezas que demonizan a un hombre más rápido que las enormes tonterías de la política exterior.Un poco de esta ciencia práctica no perjudicaría en absoluto a nuestros grandes hombres de hoy, a los mejores, a nuestros mejores estrategas; y el viaje del Sr. Gambetta a Normandía acaba de darme un ejemplo impresionante.

Todo el mundo ha leído ya el exquisito libro de Alphonse Daudet, Numa Roumestan, quizás la obra más personal del novelista, donde discurre, incansable, su espíritutan particular, agudo, mordiente y gracioso. Ha puesto en constante oposición, a lo largo de toda esa obra notable, al hombre del Norte y al hombre del Midi; este último aquí abundante, elocuente, removiendo las multitudes a su gusto; el de allá tranquilo, frío, racional y calculador. El Sr. Gambetta, no es en absoluto un Roumestan, es, al menos, un Meridional auténtico.
Hábil orador, hatriunfado hasta aquí, gracias a su fecundo entrenamiento; pues todos los hombres tal vez sean un poco del Midi, excepto los normandos, los normandos sobre todo de este rincón de la tierra en la que Rouen es el centro. París, ciudad nerviosa, entrañable, cambiante, entusiasta, siempre embriagada, está incuestionablemente bajo el encanto de la palabra ardiente del que va a gobernarnos. París es delMidi. Pero los industriales de la región de Caux, esencialmente pragmáticos, con cifras en lugar de pensamientos, enemigos de toda política que no beneficie a sus asuntos, han escapado tan absolutamente a la elocuencia meridional del abogado Roumestan-Massabie que no han podido ocultarse su mal humor y su impaciencia.
Todos los detalles de ese viaje acaban de serme contados por un testigo,que precisamente acompañaba también al modesto rey Louis-Philippe en un periplo más o menos similar.
Resulta interesante comparar los distintos procedimientos políticos del príncipe y del eminente republicano en sus viajes.
El Sr. Gambetta, hombre sin duda superior a Louis-Philippe, pero privado de esa educación gubernamental mamada con la lactancia, llegó, conquistador audaz, y habló,esperando, según la admirable expresión de Michelet, ganarse las multitudes « por la única virtud de una boca rotunda ». Habló con grandes palabras, expresando sentimientos generosos, generalidades ensayadas: « Patria, República, industria, progreso, democracia, etc. » Una reunión de viajeros de comercio lo aclamó triunfalmente. Los normandos esperaban cifras, cosas precisas, términos...
tracking img