El arte de mandar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 4 (907 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 29 de abril de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El arte de mandar

¿Se imaginan que todos fuésemos desnudos? ¿Molaría, no? Pues yo creo que no sería una buena idea, fijense. Porque, ¿saben lo que pasa ría? Que no sabríamos quién manda. Hecomprobado que los que mandan necesitan rodearse de accesorios que les confieren autoridad; sin ellos se sienten indefensos, incapaces de dar una orden. Y les voy a contar cuáles son estos accesorios.Por ejemplo: imagina que estás en una cama de hospital, con ese camisón humillante que te dan, y se acerca alguien con una bata blanca y te dice que le enseñes el culo. Pues te das la vuelta yse lo enseñas. Luego, cuando llegan las visitas te preguntan:
–¿Qué te han hecho?
–Pues ha venido un tío y me ha mirado el culo.
–¿Pero era el médico?
Ah, pues no sé,llevaba una bata blanca... Y es que en un hospital, una persona con bata blanca es alguien.
Otro ejemplo: una gorra. Ves a un tío con gorra y le obedeces. Y si no, ¿a qué se debe que cuando apareceun tío con gorra aparques el coche donde a él le da la gana? ¡No lo puedes evitar! Y si ya lleva pito... Porque no quiere que te pongas a hacer flexiones, que si no... Es que un buen pito daautoridad. Por supuesto, estamos hablando de un silbato. Debe de ser algo del subconsciente, porque es oír un pito y ponerte nervioso. Si vas conduciendo y oyes el pito de un guardia te da como un calambrazo.Te pones tieso en el asiento, coges bien el volante, tocas el cambio de marchas, miras por el espejo retrovisor y pones cara de bueno, mientras piensas: «Que no me diga nada, que no me diga nada...».Si una gorra y un pito dan autoridad, una banderita es el santo que manda más que Dios. Cuando ves a un tío en la carretera agitando la banderita, paras, te tiras al arcén, o a un barranco, loque te diga: «Venga, deprisa, al barranco, al barranco». Y te tiras.
Sí, la bandera manda mucho. Sin embargo, tiene un hermano pequeño que le salió respondón: el pañuelo. Pañuelo manda más...
tracking img