El arte: perseverante acusador de los silencios existentes.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (737 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 2 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Algunas veces puedo escuchar por ahí un montón de cosas que no quisiera oír. Un considerable grupo de gente opinando sin temor siempre lo mismo. -¿Qué es eso del arte? Pregunta irónicamente alguno.-“Charlatanerías”- Contesta rápidamente uno. – “El oficio de los perezosos”- reclamaba otro; ¿Para qué lo hacen? –“Son pretextos para no hacer nada”, “Quieren dinero fácil, ¡que se pongan a trabajarrealmente!”, “Para llamar la atención”. Insisten, insisten, insisten… siempre con lo mismo.

La realidad es que son preguntas y opiniones que no me gusta escuchar por una simple y sencilla razón: sonpreguntas a las que yo no puedo responder, y las otras, opiniones de las que no puedo renegar, tienen todas su justificación y su verdad, por vagas que parezcan.

Primeramente, ¿Qué es el arte?,una pregunta sencilla, de esas que, por lo mismo, requieren de una respuesta compleja. Siempre es así. Podríamos comenzar diciendo que es un término con un significado cambiante. Conforme pasan lasépocas se le otorgan distintos valores, y por supuesto, son estos valores los que lo definen. Pero entonces, de ser así, en ningún momento podremos hablar de un arte de valoración y aceptaciónunánime. Constantemente va a cambiar.

Es encantador, ¿no? Cuando encontramos la motivación para intentar responder a las mismas preguntas de siempre, es precisamente cuando nos enteramos de la razón porla que se siguen y seguirán haciendo: esa aparente falta de respuesta. En ese momento muchos prefieren mejor dejar de preguntarse; no los culpo, es una decisión sana y respetable.

Si, por otrolado, decidimos seguir adelante, no cesar la búsqueda, nos damos cuenta que esa es la primera prueba de el sinnúmero de laberintos que oculta el enigmático mundo del arte. Es importante que ampliemos lavisión de esta palabra bisílaba y que vayamos más allá de la apreciación convencional de opiniones ingenuas.

En este momento podemos acercarnos a la siguiente pregunta, el famoso “¿para...
tracking img