El discurso del método

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 15 (3607 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 11 de marzo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
UNIVERSIDAD SAN CARLOS DE GUATEMALA

ESTUDIANTE:
ELIAS OTTONIEL IBARRA ESTRADA CARNÉ No. 201141545

TRABAJO:
RESUMEN DEL LIBRO EL DISCURSO DEL MÉTODO

CURSO:
FILOSOFÍA I

CATEDRÁTICO:
LIC. RAFAEL VASQUEZ SOZA

CARRERA:
PERIODISMO PROFESIONAL

SANTA ELENA DE LA CRUZ, FLORES, PETÉN 19 DE FEBRERO DEL 2011

PRIMERA PARTE

En la primera parte se hallan consideraciones acerca delas ciencias, además se hace el preámbulo para las demás partes del libro, dicho preámbulo es básicamente los inicios del filósofo René Descartes en la filosofía, habla acerca de la escuela en la que él estudió, y se refiere a ella como la mejor de Europa en su tiempo.
En cuanto a Descartes, jamás presumió de que su espíritu fuera más perfecto que el del común de las gentes, aun a menudo deseótener el pensamiento tan pronto o la imaginación tan nítida y distinta o la memoria tan amplia, como algunos otros. Escribe en esta parte que la diferencia entre los humanos y las bestias, es pues, la razón, siguiendo así con la opinión de otros filósofos que decían que el más y el menos existen solamente entre los accidentes, y no entre las formas o naturaleza de individuos de una misma especie.Desde su juventud Descartes refiere haber tenido mucha suerte por encontrarse en ciertos caminos que lo condujeron a consideraciones y máximas con que formó un método mediante el cual podría aumentar en grados su nivel de confianza, y con ellos se inclinó al lado de la desconfianza antes que del de la presunción, y no veía ninguna cosa vana ni inútil. Llegó a comprender que de todas las carrerashabía una que él consideraba sólidamente buena y era la que él había elegido.
El propósito de René Descartes no era enseñar el método que cada cual deba seguir para conducir bien su razón, sino solamente hacer ver de qué modo trató de conducir la suya; y dice al respecto que “los que se lanzan a dar preceptos, deben juzgarse más hábiles que aquellos a quienes los dan; y si fallan en los másmínimo, merecen ser censurados por ello”. Desde niño le dijeron que mediante las letras o la ciencia se podía adquirir un conocimiento claro y seguro de todo lo que es útil para la vida, por lo cual él trató de aprenderlas, no obstante al haber terminado algunos cursos sintió que solamente lo habían entorpecido con tantas dudas y errores, que en lugar de instruirlo lo único que lograban era descubrircada vez más su ignorancia; no contento con lo que ahí le enseñaban recorrió muchos libros que trataban de las doctrinas más raras; a pesar de eso realizaba los ejercicios porque sabía que eran necesarios para comprender los libros antiguos y sabía que las fabulas de los libros antiguos despertaban el espíritu, que las acciones memorables lo elevan y que, leídas con discreción, ayudan a formar eljuicio, que las lecturas de los libros antiguos son como conversaciones con los hombres más probos de los siglos pasados y en las cuales descubrían sus mejores pensamientos, que la elocuencia tiene fuerzas y bellezas incomparables; que la poesía tiene delicadezas y dulzuras muy seductoras; que las matemáticas tienen invenciones muy sutiles.
En fin de cuentas terminó sintiendo que la verdad no lapodría encontrar en una escuela sino en la vida misma, por lo cual, abandonó sus estudios y se dedicó a recorrer los lugares en busca de experiencias que otras personas le pudieran contar y sacar de cada una de ellas lo bueno para su vida, Descartes respetaba la Teología y como cualquier otro pretendía ganar el cielo, y enterándose de manera segura que el camino no está menos abierto a los másignorante que a los más doctos, y que las verdades reveladas que conducen a él, están por encima de nuestra inteligencia, él no se habría atrevido a someterlas a la endeblez de sus razonamientos.
No estando conforme con las promesas de un alquimista, ni con las predicciones de un astrólogo, ni por las imposturas de un mago, ni por los artificios o la jactancia de quienes presumen saber más de lo...
tracking img