El feminismo: de la ilustración a los años 50.

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas: 27 (6713 palabras)
  • Descarga(s): 0
  • Publicado: 4 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INDICE

EL ORIGEN DEL MOVIMIENTO FEMINISTA Y EL FEMINISMO ILUSTRADO.

1. LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LOS DERECHOS DE LAS MUJERES.

2. EL PRIMER FEMINISMO BRITANICO.

3. LAS SUFRAGISTAS: LA LUCHA POR EL RECONOCIMIENTO DE LA CIUDADANÍA A LAS MUJERES.

1. EL DESARROLLO DEL MOVIMIENTO FEMINISTA.

1. EL TRIUNFO DEL SUFRAGISMO (1870-1939)

2. EL AUGE DEL FEMINISMONORTEAMERICANO.

3. LA RADICALIZACIÓN DEL SUFRAGISMO.

4. LA OPOSICIÓN AL SUFRAGISMO.

2. FEMINISMO Y MOVIMIENTO OBRERO.

3. EL CASO ESPAÑOL: EMANCIPACIÓN DE LA MUJER Y EL MOVIMIENTO FEMINISTA.

1. EL RETRASO DEL MOVIMIENTO FEMINISTA EN UNA SOCIEDAD TRADICIONAL.

2. SUFRAGISTAS Y FEMINISTAS.

3. LA CONQUISTA DEL VOTO FEMENINO.

4. BIBLIOGRAFÍA.

1. ELORIGEN DEL MOVIMIENTO FEMINISTA Y EL FEMINISMO ILUSTRADO.

1. LA REVOLUCIÓN FRANCESA Y LOS DERECHOS DE LA MUJER.

El Feminismo, como movimiento social y teórico, surge vinculado a la Ilustración, cuando se conforma un nuevo orden político y social basado en la primacía de la ley y la autonomía de los seres humanos y que reconoce la dignidad humana y los derechos que le soninherentes, sin embargo, excluye a las mujeres y a otros muchos grupos continuamente vulnerados.
Frente a esa marginación, las ilustradas reivindicarán la inclusión de las mujeres en los principios universalistas que la Ilustración mantenía: la universalidad de la razón, la emancipación de los prejuicios, la aplicación del principio de igualdad y la idea de progreso. En definitiva, el objetivo deestas propuestas teóricas de la llamada Ilustración consecuente era hacer evidentes las incoherencias y contradicciones del discurso ilustrado, del mismo modo que la finalidad del feminismo posterior ha sido mostrar las incongruencias de los discursos teóricos y de las prácticas sociales dominantes.
Esta primera ola de activismo feminista se halla estrechamente vinculada a la Teoría de losderechos humanos. La vindicación es posible gracias a la existencia previa de ideas filosóficas, morales y jurídicas con pretensiones universalistas, es decir, aplicables a toda la especie humana y añaden que va unida a la idea de igualdad, puesto que “la noción de igualdad genera vindicaciones en la medida misma en que toda vindicación apela a la idea de igualdad”.
Por tanto, podemosafirmar que el Feminismo y la Teoría de los derechos humanos son dos productos de la modernidad vinculados entre sí. Buena prueba de esa conexión, es el hecho de que grandes pensadoras y luchadoras feministas, como Olympe de Gouges o Mary Wollstonecraft fueran, fundamentalmente, defensoras de los derechos humanos. De hecho, en 1790, dos años antes de escribir su célebre libro Vindicación de los Derechosde la Mujer, Wollstonecraft escribió una obra titulada Vindicación de los Derechos de los Hombres, en la que defiende la filosofía de los derechos humanos. Un año más tarde, en 1791, de Gouges escribió La Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana17, obra en la que critica la exclusión de las mujeres de La Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano y amplía elreconocimiento de esos derechos a las mujeres.
La afirmación de que el Feminismo tiene su origen en el Siglo de las Luces, no implica que antes de ese período no se plantearan discursos a favor de la igualdad entre los sexos.

En este sentido, Celia Amorós distingue entre dos tipos de discursos sobre las mujeres: por un lado, el memorial de agravios, que son relatos que recogen las protestasde mujeres ante su situación pero que no cuestionan las relaciones de poder entre mujeres y hombres y, por otra parte, el discurso de la vindicación.
Aunque antes de la revolución hubo mujeres que desde una posición individual plantearon reivindicaciones en pro de la igualdad femenina (un ejemplo es la ilustrada española Josefa Amar con sus libros Importancia de la instrucción que...
tracking img