El fin del derecho por gustav radbruch

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1772 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL FIN DEL DERECHO
Por GUSTAV RADBRUCH
Lo que exigimos al derecho, y se identifica así como la noción del derecho ideal, sino que evocamos una noción particular de la justicia que no es más que un elemento que exigimos del derecho.
Esta noción de justicia ha sido determinada por Aristóteles de manera definitiva: justicia significa igualdad, no tratamiento igual de todos los hombres y de todoslos hechos, sino aplicación de una medida igual.
La iustitia conmutativa no es mas que un caso de aplicación del principio de la iustitia distributiva: la iustitia distributiva aplicada ha hombres que se consideran como iguales. Si la iustitia conmutativa es pues la justicia aplicada ha hombres cuyas desemejanzas efectivas son consideradas como no existentes, es preciso entender por equidad unajusticia que tiene en cuenta en la medida de lo posible, la particularidad mas individual del caso dado.
¿De dónde viene este alto valor atribuido al principio de igualdad, al carácter general de la norma del derecho? Se ha dicho que este principio es debido a la necesidad de conciliar los múltiples sentimientos de celo- pero esto no se explica la necesidad de justicia que experimentan laspersonas extrañas a una cusa determinada. Se ha sostenido, en fin, que el bien común exige la justicia- iustitia fundamentum regnorum- porque la injusticia turbaría el orden de la sociedad y entrañaría el peligro de la revolución.
En verdad, la justicia no puede ser considerada desde el punto de vista psicológico, sino como un sentimiento primordial que no es susceptible de ninguna explicación porfenómenos generales: desde el punto de vista filosófico, debe ser clasificada entre los otros valores absolutos, tales como el bien, la verdad y la belleza.
La justicia se limita a exigir un castigo muy severo para el que es más culpable, y un castigo más indulgente para el que lo es menos.
La justicia nos dice, tampoco, cómo el culpable deberá ser castigado:¿el asesino será atormentado en larueda, el ladrón será colgado, o bien, es preciso condenar al primero a prisión perpetua y al segundo a prisión temporal? La justicia no puede indicar la condena sobre la base de un sistema de penas determinado: la naturaleza de las penas depende la utilidad que representa para el bien común. La justicia establece pues, únicamente, la relación entre una pena determinada e incorporada a un sistema depenas dado. No es de una manera absoluta, sino relativa como la justicia establece el carácter punible de una acción.
El carácter relativo de la justicia significa- es su esencia misma-,la existencia de una pluralidad de personas, de interés, de situaciones jurídicas cuyas relaciones reciprocas importa poner en claro, comparar y conciliar. La justicia supone esencialmente la existencia deconflictos; esta llamada a armonizar las antinomias; en un orden de antemano armónico…La justicia es inaplicable e inútil.
La idea de la justicia presupone la posibilidad de una tensión entre la comunidad y el individuo, justamente por que ella se asigna la tarea de aliviarla. En este sentido constituye un contrapeso individualista liberal a la exageración de la idea superindividualista del biencomún.
Este carácter relativo de la justicia no deja de influir sobre la noción del derecho que ella rige: todo derecho es solución de conflictos. Pero la noción del derecho participa también de la naturaleza general de la justicia: el derecho es la solución de conflictos en virtud de normas generales.
La libertad, en su más amplia expresión, era una necesidad y una reivindicación de la burguesíaascendente. Por ello la burguesía no podría reivindicar la libertad únicamente para ella, sino que le era preciso exigirla de una manera general, y por consecuencia, para todos. En virtud de la forma del derecho que adoptan regularmente las reivindicaciones de orden político, los gobernantes no pueden imponer cargas a los gobernados sino cuando ellos mismos las asuman igualmente: por lo mismo no...
tracking img