El hombre, sus obras y la verdad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2394 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 17 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
I. EL HOMBRE Y SUS OBRAS
El hombre: ser productor
Hanna Arendt, con la expresión vita activa propone designar tres actividades fundamentales de las condiciones básicas bajo las que se ha dado al hombre la vida en la tierra.
Labor es la actividad correspondiente al proceso biológico del cuerpo humano, ligada a las necesidades vitales producidas y alimentadas en el proceso de la vida. Lacondición humana de la labor es la misma vida. La labor no sólo asegura la supervivencia individual, sino también la vida de la especie.

Trabajo es la actividad que corresponde a lo no natural de la exigencia del hombre, proporciona un artificial mundo de cosas, distintas de todas las circunstancias naturales. La condición humana del trabajo es la mundanidad.

La Acción es la única actividadque se da entre los hombres sin la mediación de cosas o materia, corresponde a la condición humana de la pluralidad (condición de la acción humana debido a que todos somos lo mismo es decir, humanos, y por tanto nadie es igual a cualquier otro que haya vivido, viva o vivirá) al hecho de que los hombres, no el Hombre, vivan en la Tierra y habiten en el mundo. La condición humana de la acción estáimplícita incluso en el Génesis donde dice que Dios creó originalmente el Hombre (adam), a él y no a ellos, con lo que la multitud de seres humanos se convierte en resultado de la multiplicación. La acción no existiría, si los hombres fueran repeticiones del mismo modelo, con igual naturaleza o esencia. Es la acción, la que se compromete en establecer y preservar los cuerpos políticos, crea lacondición para el recuerdo, esto es, para la historia.

Estas tres actividades están íntimamente relacionadas con las condiciones más generales de la existencia humana: nacimiento y muerte, natalidad y mortalidad. De las cuales la natalidad puede ser la categoría central del pensamiento político, pues es nuevo comienzo, el recién llegado el que posee la capacidad de empezar algo nuevo, es decir, deactuar, que es inherente a todas las actividades humanas, ya que la acción es la actividad política por excelencia.

Los hombres, no importa lo que hagan, son siempre seres condicionados. Todo lo que entra en el mundo humano por su propio acuerdo o se ve arrastrado a él por el esfuerzo del hombre pasa a ser parte de la condición humana. La objetividad del mundo -su carácter de objeto o cosa- y lacondición humana se complementan mutuamente; debido a que la existencia humana es pura existencia condicionada, sería imposible sin cosas, y éstas formarían un montón de artículos no relacionados, un nomundo, si no fueran las condiciones de la existencia humana.

La condición humana no es lo mismo que la naturaleza humana, y la suma total de actividades y capacidades que corresponden a lacondición humana no constituye nada semejante a la naturaleza humana.

El problema de la naturaleza humana, de san Agustín (he llegado a ser un problema para mí mismo), no parece tener respuesta, pues resulta muy improbable que nosotros, que podemos saber, determinar, definir las esencias naturales de todas las cosas que nos rodean, seamos capaces de hacer lo mismo con nosotros mismos, ya que esosupondría saltar de nuestra propia sombra. Si tenemos una naturaleza o esencia, sólo un dios puede conocerla y definirla. La perplejidad radica en que los modos de la cognición humana aplicable a cosas con cualidades naturales, incluyendo a nosotros mismos en el limitado grado en que somos especímenes de la especie más desarrollada de vida orgánica, falla cuando planteamos la siguiente pregunta: ¿Yquiénes somos? A esto se debe que los intentos de definir la naturaleza humana terminan casi invariablemente en la creación de una deidad, y tales conceptos filosóficos de lo divino como conceptualizaciones de las capacidades y cualidades humanas no supone una demostración, ni un argumento, de la no existencia de Dios; pero el hecho de que los intentos de definir la naturaleza del hombre lleven...
tracking img