El idilio de las lagartijas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 8 (1835 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
6.- COPIE EL CAPITULO X “EL IDILIO DE LAS LAGARTIJAS” Y DE UNA OPINION PERSONAL DEL MISMO

EL IDILIO DE LAS LAGARTIJAS
Mi lagartijo Alejo se ha convertido en un fantasma de mis sueños.
Lo convoco dormida y despierta. Le mando razones, lo llamo en silencio, pero no responde. A ratos pienso que su mirada de fuego no es más que fantasía, que nunca existió su boca que me hiciere correr fuegosagrado por las venas. Que las palpitaciones de su corazón no son otra que el eco de las mías. Que retumban en mis oídos, son apenas que el susurro de mi anhelo, que se convulsiona entre mi sangre. Estoy loca por verlo, por estrecharlo, por acariciarle sus manos fuertes, por correr su piel con la ternura de mi instinto.
Este desasosiego, se está desgranando, en lagrimones que seco a solas sobre laalmohada, sin saber por qué. Las lágrimas ruedan por mis mejillas, mojando hasta el lóbulo de las orejas. Pensé que esta tristeza podría ser el fruto de las angustias que me atenazan, cuando envío un correo, por el miedo de que lo intercepten. Pero no, estoy segura de que es el llanto del amor. Porque ya anoche, con los ojos húmedos en sueños, resulte preguntando por pétalos de rosas en lasvecindades.
Una mujer rolliza que había sacado a la esquina de la plaza ramilletes de flores, me contestó que sólo vendía flores enteras, no pétalos. Ella no entendía para qué buscaba pétalos rosados, rojo sangre y blancos de raso, de rosas vivas. Yo tampoco comprendía por qué no vendían totumadas de esos pétalos para comer, para rociar, para entapetar el camino del amado, para adornar mi mesa,para organizar una lluvia, para tirarlas al paso de los vencedores.
Los olvidos duelen, yo no sé en donde se incrusta ese rumor sordo, pero quizá es en pleno pecho en donde se encaja el grito del silencio que resopla, suspira y grazna lamentos eternos.
Estoy en mi casa de la vera del camino Real, y he vuelto a ver la lagartija de fuego, la de los ojos de chispero, la del lomo con cabelleraalborotada, la elegante y misteriosa, alegrona iguana. Esta vez, no llegó sola. Apareció seguida de un lagartijo algo mayor que ella, quizá un camaleón, un poco más verdoso, menos viche, más verde esmeralda, que le coqueteaba, le seguía el rastro de la cola de lanzadera; su mirada era insistente.
Le rozó la garganta que comenzó a inflarse aceleradamente, le pasó la patica por los ijares, le lanzo unlengüetazo mojado, viscoso, que la lagartija devolvió al instante, zalamera. Le disparo un suave coletazo por la punta de la cola, la correteó, en broma y en juego, y la lagartija seguía juguetona los rumbos del lagartijo. Hasta que la apareó entre mimos y desmayos de la seductora lagartija. De pronto el lagartijo fortacho lanzó un sonido ronco, que parecía mas bien un rugir entre el guargüerohinchado; se retorció en un estertor postrero mientras la lagartija cerraba los ojitos y se sumía en un sueño plácido, como si después del último aleteo, su cuerpo pomposo no fuera de ella, sino apenas del rumor de su sangre, que le recorría el estómago, las paticas, el lomo y hasta la coronilla, para salir disparado por la cresta emplumada de emociones. Por un raro instante, los vio sumirse en elnudo de la plegaria del amor, que los hacía inmortales.
Después, no supe si había soñado o si la presencia de Alejo había traspasado el dintel de la puerta de mi casa de Guaduas. Lo único cierto era que en mi espíritu y en mi cuerpo se había instalado una cierta armonía, cierta paz, cierto confort espiritual que sólo el amor puede dar.
* Estás muy alegre, Policarpa – me espetó Catarina.Los ojos te brillan, los cachetes están teñidos de rosa. Algo pasa por tu espíritu, o pasó…
* Nada hermanita. Quizá soñé demasiado con un par de lagartijos.
* ¿Los que tienes cebados en la tapia?
* Los mismos. Trajinaron mis sueños de la noche hasta esta madrugada escuché que exhalaban el último suspiro.
Pasé el día podando el jardín, sembrando nuevas plantas, cambiando de sitio las...
tracking img