El juego de los textos

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (666 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Por Ana Ruth Giustachini
Con el “boom” de la novela “El nombre de la rosa”, del medievalista y semiólogo Umberto Eco, se vislumbró alrededor de 1980 una nueva poética literaria que se denominópos-modernidad. Pero el tan mentado y vapuleado concepto de pos-modernidad no fue propiedad única de la literatura. Los campos de la economía, política, filosofía y otras expresiones culturales suscitaronencendidas polémicas acerca del fin de la Modernidad y con ella de las Utopías.
Nicolás Casullo compiló y puso en contacto las opiniones de Jürgen Habermas, Walter Benjamin, Jean Francois Lyotard,Andrés Hyussen, Michel Foucault y Giles Deleuze, entre tantos otros pensadores.
En la república de las letras Umberto Eco, como escritor y semiólogo, nos deleitó con “Aspostillas a El nombre de larosa” y allí describió algunos parámetros de la pos-modernidad literaria.
Julia Kristeva resucitó al genial Mijail Bakhtin y a veces, como los oráculos, intentó hablar de un hecho tan sencillo comolas convenciones posmodernas, con palabras oscuras.
Es indiscutible, “Eco dixit”, que Borges fue un posmoderno. Sin embargo otros grandes de la literatura argentina, quizá no tan valorados, fueronposmodernos “avant la letre”.
¿En qué consiste la pos-modernidad literaria o el divertido juego de los textos?
Es sencillo si lo ejemplificamos con nuestros queridos autores como Conrado Nalé Roxlo,Marco Denevi y Enrique Anderson Imbert.
Intertextualidad: Toda obra literaria se construye y dialoga con el sistema literario anterior. Marco Denevi, en “Falsificaciones” no hace más que jugar,ironizar y recrear textos del pasado remoto, desde los mitos griegos hasta relatos chinos. Arma un mosaico al que le rinde homenaje con gran gala de humor.
Polifonía (muchas voces): Se dice que en untexto posmoderno resuenan diversas voces y discursos. Enrique Anderson Imbert en varios de sus relatos trabaja con este artificio y en un texto como “Al rompecabezas le falta una pieza”, resuenan voces...
tracking img