El laberinto de la soledad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1581 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 4 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EL LABERINTO DE LA SOLEDAD”
Este libro fue escrito en 1950, y lleva a cabo un estudio de los mexicanos, nos lleva de la mano por el camino de la reflexión y la pregunta, del amor y la duda, de la vida y de la muerte.
Los "pachucos" llamados así a las bandas de jóvenes, generalmente de origen mexicano, que viven en las ciudades del Sur y que se singularizan tanto por su vestimenta como por suconducta y su lenguaje, rebeldes instintivos, no reivindican su raza ni la nacionalidad de sus antepasados, voluntad de no ser como los otros que los rodean, lo característico del hecho reside en este obstinado querer ser distinto. El “pachuco” se afirma un instante como soledad y reto, el sentimiento de soledad para él no es una ilusión, sino la expresión de un hecho real, son de verdad distintosy de verdad se sienten solos.
Las “Máscaras del mexicano”, son para proteger su intimidad, no le interesa la ajena y por lo tanto, el círculo de la soledad se vuelve a cerrar. L a manera instintiva en la que consideramos peligroso a todo lo que representa lo exterior, tiene su razón si revisamos la historia de nuestro país. Las derrotas se sufren con dignidad. Lo anterior, subraya el autor: “Nocarece de grandeza”.
La máscara de la mujer mexicana, mujer cuyo recato tiene que ser a toda prueba. La vanidad masculina, heredada de los indígenas y los españoles, se regodea bajo la sumisión, económica, moral y social de la mujer. “En un mundo hecho a la imagen del hombre, la mujer es sólo un reflejo de la voluntad y querer masculinos”. Desde luego, que el centro de atención de la mujer es susexo: “oculto, pasivo. Inmóvil sol secreto”.
Para el mexicano “Cualquier pretexto es bueno para interrumpir la marcha del tiempo” y las Fiestas populares, resultan el desagüe idóneo para tal efecto. Durante las Fiestas populares, desde el grito de independencia hasta el día de la raza, el mexicano se siente completo, seguro. La razón es sencilla, en ese instante, en ese presente, “el pasado y elfuturo al fin se reconcilian”.
Uno de los festejos que más llama la atención: es el día de todos los santos o día de muertos. Ya desde antes de la llegada de los españoles, los indígenas creían que la vida se continuaba con la muerte, y de hecho, la vida misma se alimentaba de la muerte. Nada más privilegiado en la vida, que ser sacrificado para los Dioses.
La Malinche, encarna al mito, nadieen México le perdona su colaboración con el invasor y también, nadie en México negaría a la Virgen de Guadalupe su lugar como madre suprema de todos los mexicanos; seres provenientes de la soledad “fondo de dónde brota la angustia y que empezó el día en que nos desprendimos del ámbito materno y caímos en un mundo extraño y hostil”. Tonantzin, la virgen india, es la madre que vino a cuidarnos denuestra orfandad.

La Chingada, es la mujer abierta, violada, es el resultado del conquistador, penetrando por la fuerza a la mujer indígena. Sin embargo, los hijos de la Chingada son los otros, los no mexicanos, los malinchistas. Un grito es suficiente para afirmarnos ante lo exterior, ante los demás. ¡Viva México hijos de la chingada!
La Conquista y la Colonia: Al llegar los españoles alnuevo continente, encontraron una civilización perfectamente estructurada: Mesoamérica. La próxima Nueva España comprendía el centro y sur del actual México y parte de Centroamérica, además, se encontraba poblada con distintas culturas peleadas entre sí y con un enemigo común: los últimos pobladores del Valle de México, los Aztecas, por lo que los pueblos sometidos por éstos, vieron una posibleliberación, aliándose a Cortés y Moctezuma sabía o creía saber que una era cósmica estaba por terminar, para dar paso a otra más, por lo que recibe a Cortés con presentes.
Cortés con un puñado de hombres, la mayoría aventureros, realizó la conquista más absurda de la historia, las profecías se habían cumplido y los dioses le dieron la espalda a sus creyentes.
De la Independencia a la Revolución: La...
tracking img