El mito en el arte de amar

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 23 (5510 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de septiembre de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
“El mito en el Arte de Amar de Ovidio”
Con el siguiente trabajo se pretende dar a conocer los diferentes usos de los exempla míticos que se utilizan en el Libro I de la obra ovidiana Ars Amadi. Allí Ovidio tomó al amor como tema principal de su poesía, pero a diferencia de tantos otros poetas antiguos que también han tematizado el mismo concepto, éste dio un paso más allá.
El poeta eróticologró despojar cuidadosamente al amor de todo sufrimiento. Esto es, le quitó el peso de la responsabilidad, lo aisló de todo proyecto y lo arrancó de cualquier compromiso. De este modo inauguró los tiempos de la poesía erótica, despojando a la poesía victimista de Catulo y Propercio.
Casualmente, Ovidio constituía el personaje perfecto para encarnar ese papel, ya que este no era hombre de una solamujer ni tampoco enamorado de grandes pasiones. Es así que a la obra que aquí se pretende analizar el poeta la considera como un manual sistemático y didáctico del amor carnal, donde se propone solemnemente a sí mismo como “preceptor del amor lascivo”. (Vidal Guzmán, Gerardo, “De Horacio a Ovidio” en Retratos de la antigüedad romana y la primera cristiandad, Santiago de Chile, EditorialUniversitaria, 2007, pp. 122-124)
Si bien Ovidio utiliza los mitos para cargar sus obras de significado nuevo y existencial, un específico truco ovidiano consiste en convertir una historia en una suerte de adynaton (exageración), e incluso con este recurso ha logrado transformar a la lectura de una elegía desde lo simple hacia la ambivalencia. Esto también refiere a que los exempla míticos pueden alejarseconsiderablemente de la tradición al connotar algo más que en superficie el poeta quiere expresar.
El núcleo de la ironía que solía maniobrar el poeta se encontraba en la inadecuación entre forma y contenido. En rigor, en el fondo su arte de amar constituía la negación de la reforma moral que pretendía Augusto, pues en su obra retrata a una sociedad despreocupada y exhibicionista, inmersa en labúsqueda paciente y refinada del placer. (Vidal Guzmán, G., op.cit, pág. 124)
Pero, a su vez, las instrucciones del maestro estaban dirigidas no a toda la sociedad sino que señalaba específicamente a la conquista de las cortesanas y libertas, lo cual refiere que las matronas estaban excluidas como destinatarias de esta obra. Esto, pues, concordaba con la ley y la moral que daba la legislaciónaugustal a la institución familiar y a las buenas costumbres. (Royo, Marta “Poesía, juego y poder” en Homenaje a Aída Barbagelata. Buenos Aires. Actualidad Producciones. 1994. Tomo I, pág. 397)
Muchas veces Ovidio suele hacer alusión a las narraciones homéricas tales como la de Hefesto sorprendiendo a Venus y Marte in fraganti, la de Orión y el delfín, o la de Aquiles y Deidamia. Aquí por ejemplo,el uso que Ovidio hace del mito no se limita sólo a su carácter ficcional o divertido, sino que es mucho más complejo. (Graf, Fritz, “El mito en Ovidio” en The Cambridge Companion to Ovid. Cambridge University Press, 2002, pp 214-227)
También debemos destacar que las narraciones proporcionan un gran lenguaje conocido que refiere a las experiencias y relaciones humanas. Porque al ser unaherramienta discursiva de la emoción y la experiencia se convierte en un vehículo ideal para probar (lo que aquí se indica como) una de las funciones de la narrativa mitológica: la persuasión.
Esto es, que partir del uso de los exempla míticos en un género que tenía la persuasión como uno de los mayores objetivos y que trataba sobre experiencias que eran nuevas en la literatura romana nace la elegíaamorosa o erótica.
Por otro lado, los exempla míticos en la obra ovidiana pueden funcionar como argumentos, e incluso, proporcionarles un modelo a las propias experiencias del narrador.
Paralelamente, a través de las comparaciones de diferentes mitos con la realidad, el poeta busca dar relevancia a un concepto determinado. (Graf, Fritz, op.cit, pp. 214-227)
El libro I del Arte de Amar aconseja...
tracking img