El mundo contemporáneo: miedo, enajenación y arte

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 22 (5405 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL MUNDO CONTEMPORÁNEO: MIEDO, ENAJENACIÓN Y ARTE
“La Humanidad se encuentra encerrada
Tras un sombrío desasosiego”

Más allá de hacer una expresión extensa de las características traslucidas de la época moderna; es intención de este texto considerar la reflexión constante acerca de unos temas éticos que bien pueden considerarse caracteres propios del hombre de antaño o del cotidiano, osimplemente el lector puede llegar a pensar en dichos temas como ítems de un loco literario.

El Tedio: Rey del Infame circo de vicios infernales
“Tras la sombra de esta cálida luz moderna, caminan hombres y mujeres ávidos de angustia y temor si aquella se acerca a ellos con todo estupor; sin ningún obstáculo que intervenga, sin árbol que los proteja. Tras aquellos, hombres y mujeres que una vezvista la luz de cerca; saltan con fuerza hacia los salvavidas que se hallen más de cerca. Tras los anteriores, hombres y mujeres que se ciernen sus cerebros tratando de discernir en aquella luz que se encuentran, pero que, existen sin vivir en un tiempo y en un espacio que para ellos es más un privilegio de dioses que de humanos”

Con esto en mente, tal como lo predijo el visionario Baudelaireen su poema titulado “Al lector” de 1857 existe un mal terrible que se come al mundo poco a poco pero contundentemente a la mentalidad de cada hombre o mujer que caminan taciturnos por la calle:
“¡hay uno más horrible, más cruel y más inmundo!
Aunque no lanza gritos ni con su gesto aterra,
de buena gana un día destruiría la tierra
y en un solo bostezo se tragaría el mundo:
¡Es el Tedio!”
Eltedio podría definirse como aquella sensación psíquica que el ser humano llega a sentir en un momento transitorio de su existencia; caracterizado por un hastío profundo por las inquietudes (materiales, intelectuales, afectivas, volitivas) que han ocupado su vida, un ser maldito que se habitúa a vivir sin pasión los días, que ha perdido, que rechaza el interés por lo nuevo o lo ya aparecido. Enese momento el hombre arrastra su ser hacia una muerte mental –del alma o el espíritu-, el fututo hombre y el presente con su pasado se aburren y escapan a su encierro. Sin embargo, aunque es una sensación, y por ello, su naturaleza parecería indicar una duración de corto tiempo -probablemente, es un estado que no permanece- ocasionalmente se hace el acompañante predilecto de las actividadescotidianas y necesarias para la subsistencia y existencia de algunos individuos.
En ese orden de ideas, la descripción del mismo –el tedio- aterra; ya que da cuenta de ser el peor vicio, que en palabras de Baudelaire en un solo bostezo tragaría el mundo. Sería entonces, ¿El Tedio quién carcome y define su época? ¿Cuál época? La Europa de los 1850 a 1860 (s), la de una Francia y un París romántico einiciador del simbolismo –movimiento artístico-filosófico- en las sociedades industrializadas. A la luz del poema, una época que se caracteriza por tres estadios o tres piezas de un traje nuevo: un vestido largo y sin escote con tela y acabados de marca Gusto Moderno, un listón azul que adorna toda cabeza de marca Razón y unas zapatillas cómodas de suela gruesa de marca Fe. Y cada una de ellas conuna utilidad específica: la Razón, para socavar nuestros cuerpos y llenar nuestras almas, y, para distinguir entre el pecado y la obtención del perdón, lo natura y contranatura, la muerte y la vida. El Gusto moderno, para dejar que Satán controle los hilos que mueven nuestras vidas –aunque Satán no sea aquí la personificación del mal sino de la apariencia-, quien logra hacer creer que nuestroespíritu no es lo bastante audaz para subir hacia la conquista de la Libertad. Y la Fe, que se usa como escudo para convencernos de que con llanto y lagrimas lavaremos nuestras manchas, nuestras faltas, nuestros pecados –sean considerados diametralmente opuestos a los reconocidos por la sociedad laica como toda representación de la consideración del cuerpo y no su negación, y la concepción del poeta...
tracking img