El mundo simbolico

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2330 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Introducción

Con el siguiente trabajo de investigación nos preguntamos si existe una relación entre el mundo simbólico del sujeto y el lenguaje.
Nuestra hipótesis es, sí el lenguaje influye en el universo simbólico de Cassirer y de Piaget.
El objetivo de este trabajo es:
• Mostrar la existencia de un universo simbólico.
• Cual es su relación con el sujeto.• Que función cumple el lenguaje en este universo.
Para ello utilizaremos los textos: Cassirer Ernst “Antropología Filosófica”; Cassirer Ernst “Filosofía de las formas simbólicas”; Piaget Jean “Seis estudio de psicología”; Piaget Jean “Estudios de Psicología Genética”.

DESARROLLO

“Todos los hombres desean por naturaleza conocer”[1]. Una prueba de ello la tenemos enel goce que proporcionan los sentidos; porque, aparte de su utilidad, son queridos por sí mismos, y por encima de todo el de la vista. Porque no sólo cuando tratamos de hacer algo sino también en la ociosidad preferimos el ver a cualquier otra cosa. La razón está en que este sentido, más que ningún otro, nos hace conocer y trae a luz muchas diferencias entre las cosas. El conocimiento y la verdadpertenecen a un orden trascendental, el reino de las ideas puras y eternas.
Ernst Cassirer sostiene “que la primera etapa del conocimiento humano habría de tratar exclusivamente con el mundo exterior. Por lo que se refiere a sus necesidades inmediatas y a sus intereses prácticos el hombre depende de un ambiente físico. No puede vivir sin adaptarse constantemente a la condiciones del mundoque le rodea”[2].
El conocimiento de sí mismo no es considerado como un interés puramente teórico; no es un simple tema de curiosidad o de especulación; se reconoce como la obligación fundamental del hombre.
“En ningún otro periodo del conocimiento humano —dice Scheler—, el hombre se hizo tan problemático para sí mismo como en nuestros días. Disponemos de una antropologíacientífica, otra filosófica y otra teológica que se ignoran entre sí. No poseemos, por consiguiente, una idea clara y consistente del hombre. La multiplicidad siempre creciente de ciencias particulares ocupadas en el estudio del hombre ha contribuido más a enturbiar y oscurecer nuestro concepto del hombre que a esclarecerlo”.[3]
Cada organismo, hasta el más ínfimo, no sólo se halla adaptado en unsentido vago sino enteramente coordinado con su ambiente. A tenor de su estructura anatómica posee un determinado sistema "receptor" y un determinado sistema "efector." El organismo no podría sobrevivir sin la cooperación y equilibrio de estos dos sistemas. El receptor por el cual una especie biológica recibe los estímulos externos y el efector por el cual reacciona ante los mismos se hallan siempreestrechamente entrelazados”[4].
Su círculo funcional no sólo se ha ampliado cuantitativamente sino que ha sufrido también un cambio cualitativo. El hombre, como si dijéramos, ha descubierto un nuevo método para adaptarse a su ambiente. Entre el sistema receptor y el efector, que se encuentran en todas las especies animales, hallamos en él como eslabón intermedio algo que podemos señalarcomo sistema "simbólico"[5].
El hombre no puede escapar de su propio logro, no le queda más remedio que adoptar las condiciones de su propia vida; ya no vive solamente en un puro universo físico sino en un universo simbólico. El lenguaje, el mito, el arte y la religión constituyen partes de este universo, forman los diversos hilos que tejen la red simbólica, la urdimbre complicada de laexperiencia humana. Todo progreso en pensamiento y experiencia afina y refuerza esta red. El hombre no puede enfrentarse ya con la realidad de un modo inmediato; no puede verla, como si dijéramos, cara a cara. La realidad física parece retroceder en la misma proporción que avanza su actividad simbólica.
“El lenguaje ha sido identificado a menudo con la razón o con la verdadera fuente de la...
tracking img