El nombre de la rosa

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1718 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
“EL NOMBRE DE LA ROSA”
La trama del libro se desarrolla en el siglo XIV más o menos a mediados del año de 1327, en el norte de Italia, para ser más exacta en una abadía de monjes de la orden Benedictina.
La historia se cuenta en días, en solo siete días que son los días que pasa Fray Guillermo de Baskerville en la abadia,
Empezare a tratar de sintesar el libro en el mismo orden en el queviene narrada la historia, empezando des el prologo el cual nos dice que Adso de Melk es el autor del manuscrito que relata la historia y cuenta como en sus tiempos de novicio fue discípulo de fray Guillermo de Baskerville, franciscano y protagonista del relato.
PRIMER DÍA: A la hora prima Adso y Guillermo llegan a la abadía, construcción octogonal que de lejos parecía un tetrágono, figuraperfecta que representa la Ciudad de Dios . Al subir, Guillermo muestra su enorme perspicacia a los sirvientes al descubrir, (sin haber visto nada) dónde había huido el caballo del abad. En la hora tercia el abad mantiene una conversación con Guillermo y, en ella, le propone que investigue unos extraños sucesos ocurridos en la abadía. Guillermo pide al abad poder moverse libremente por la abadía; el abadle autoriza entrar en todos los sitios excepto en la biblioteca. Conversan sobre las pruebas de la existencia de Dios . En la hora sexta se dirigen hacia la iglesia y allí conocen a Salvatore y luego a Ubertino. Al salir de la iglesia (hora nona) Guillermo se encuentra con Severino (el herbolario) y mantienen una conversación sobre plantas, libros...y la muerte de Adelmo. Más tarde van alscriptorium, donde conocen a Malaquías (el bibliotecario), a Venancio (su ayudante), a Bencio, Berengario y a Jorge.
SEGUNDO DÍA: Mientras Guillermo y Adso cantaban salmos en el coro unos sirvientes entraron gritando que habían encontrado el cadáver de otro monje. Todos corrieron tras los sirvientes y vieron el cuerpo de Venancio boca abajo en una vasija de sangre. Severino examinó el cadáver: nopresentaba signos de violencia. Durante la hora prima, Guillermo habla con Bencio y Berengario. Bencio menciona unos textos aristotélicos traducidos. Berengario dice que vio el espectro de Adelmo pero su historia era muy contradictoria. A la hora tercia, Guillermo empieza a meditar sobre la actividad nocturna de la abadía. Luego intenta, examinar el escritorio de Venancio pero no se lo permiten.Guillermo descubre las relaciones que mantenían Berengario y Adelmo. Hacia la hora nona Guillermo se encuentra al abad de la iglesia, que muestra los tesoros de la abadía y habla de Remigio y Salvatore. Discuten sobre que gobierno sería mejor para garantizar la enseñanza cristiana . Después de una siesta antes de cenar, Alinardo, el más anciano de la abadía le cuenta interesantes cosas sobre ellaberinto, como el camino de entrada a la biblioteca. Una vez que consiguen llegar al scriptorium encuentran un pergamino con un mensaje secreto y alguien roba las lentes de Guillermo. En el laberinto encuentran gran cantidad de puertas y pasajes; cuando salen de él, el abad les informa sobre la desaparición de Berengario.
TERCER DÍA: Todos buscan Berengario por orden del abad; encuentran en su celda unpaño ensangrentado. Adso ojea el catálogo del scriptorium y, mientras comía, Salvatore le cuenta sus experiencias anteriores al ingreso en la abadía. A la hora nona, Adso se reúne con su maestro y comentan las doctrinas de Occam y Bacon. Guillermo descifra el contenido del mensaje secreto, aunque desconocen su aplicación. En vísperas, el abad comunica muy preocupado a Guillermo que un conocidoinquisidor iba hacia la abadía. Después de completas, Adso fue a la iglesia y pidió a Ubertino información sobre Dulcino, un hereje. Adso y Guillermo conversan sobre las muertes y, casi por azar, surge el lugar donde muy posiblemente estuviera el cadáver de Berengario: los baños.
CUARTO DÍA: Guillermo y Severino observan que los dedos y la lengua de Berengario están negros; Guillermo recuerda...
tracking img