El primer amor de mi vida

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1274 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 10 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PRIMER AMOR DE MI VIDA
Casi nadie se ha casado con el primer amor de su vida, pero Elizabeth y yo si nos casamos... pero eso fue en otro universo...
Me quedé en el recuerdo de Elizabeth, la niña fallida, mi novia muerta, la mujer que estaba destinada para mi, el alma que desde remotos lugares y tiempos fue fundida con la mía, el alma que espero encontrar en otra vida...
Me quede en elamor de Elizabeth, me quede en el recuerdo de Elizabeth, me quede en la sonrisa de Elizabeth, me quede en su cabello negro y ondulado, en sus ojos negros, en sus ilusiones, en sus sueños, en sus deseos, en su mirada triste, en su amor, me quede en la vida de Elizabeth, me quede en la muerte de Elizabeth.
Me quede con una culpa infinita, con una tristeza infinita, nunca logre quitar la tristeza quehabía en su mirada, que ensombrecía su vida, quizás es por que en el fondo nunca logre entender plenamente de donde venia esa tristeza.
Iba en una ocasión caminando en la calle, recorría la ciudad, de norte a sur, de oriente a poniente, me introducía en lugares extraordinarios en los que pasaban cosas extraordinarias.
Así como a veces soy bueno y a veces soy malo, a veces soy constructor yotras destructor, a veces soy noble y otras soy ruin, para comer a veces soy desempleado, y algunas veces como en aquella ocasión soy cobrador.
Y sucedió que era un mal día, no había cobrado nada... quizás no es que no hubiera clientes dispuestos a pagar sus cuentas, mas bien es que ese día quería estar solo, deseaba solo caminar para poder pensar en lo único que realmente importa en mi vida:Elizabeth.
Pasó cuando caminaba por la colonia en donde viví, era como la una de la tarde cuando vi a alguien a solo unos metros de mi, iba a seguir de frente, pero súbitamente me detuve, no podía ser... era ella, era Elizabeth, era la misma niña; es decir, ya no era la niña de catorce años... ahora era una mujer de unos veintisiete años, pero aun seguía siendo hermosa... y junto con ella unaniña... la niña tendría unos ocho años y era lindisima, tenia sus mismos ojos, su mismo cabello, era como la misma Elizabeth a esa edad... pero feliz vi que en el fondo de su mirada no había tristeza.
Pero... ¿no habíamos quedado en que Elizabeth se murió hace muchos años? ¿que nunca culminamos nuestro amor?
La niñita era hermosa... bien podría ser nuestra hija... entendí que debía volver a larealidad... evidentemente era una mujer muy parecida a Elizabeth, y una niña muy parecida a la hija que pudimos tener.
La niña me habló de forma familiar...
- Llévame a la escuela...
No me dijo a que escuela debía llevarla... pero como si su destino fuera mi destino muerto la llevé a la escuela en la que sin duda hubiera inscrito a mi hija no nacida...  a la vieja escuela de la unidad habitacionaldonde nací, donde nació Elizabeth, donde crecí, donde creció Elizabeth, donde nos conocimos, donde nos amamos, donde soñamos... donde viví, donde ella murió...
Y he aquí que al llegar frente a la escuela la niña me dijo:
- Gracias - me dio un beso en la mejilla y entró:
Pero ella, su mama se quedó a mi lado, no atinaba que decir...
- Bueno... adiós... - dije por fin - ¿De que tesorprendes? soy yo... y ella es Lilith, nuestra hija... - Pero Elizabeth, - le dije - tu estas muerta... ella no nació nunca... la soñamos, pero nunca llegó...
- Si, si nació... - ¿Cuándo? En una de esas ocasiones que nos encontramos en el mundo de los sueños... tu y yo nos amamos tanto que aun estamos juntos, la deseamos tanto que nació,  es tan real que la acabas de dejar en la escuela...
- Pero...¿cómo? ¿cuándo? ¿dónde?
- Fue ese día que fuimos a los volcanes, que nos sorprendió la noche, que hacia tanto frío que nos juntamos para sentir calor, y que sentimos tanto calor que nos desnudamos... y que nos sentíamos tan solos que nos amamos... ese día ella se hizo realidad en mi ser y en tu alma... nueve meses después nació... nuestra niña... nuestra hijita...
- ¿En dónde estaban que...
tracking img