El psicoanalisis y el maestro

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 9 (2101 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 4 de marzo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL PSICOANALISIS Y EL MAESTRO

¿Debe un profesor conocer psicoanálisis para estar en condiciones de enseñar? ¿Cuál sería su ventaja de saber esa teoría y cuál su desventaja en caso de no saberlo?
Ilse Hellman en su texto “El psicoanálisis y el maestro” nos responde a esas interrogantes y nos impulsa a reflexionar sobre la importancia que tiene el psicoanálisis en la tarea de conducir laenseñanza con infantes.

Nos informa que el psicoanálisis en sí mismo no es necesario para enseñar, porque esta teoría es muy reciente, y durante épocas anteriores la sociedad ha dado magníficos maestros que no supieron nada de psicoanálisis. Sin embargo, esta teoría una vez que se dieron a conocer sus hallazgos- ha ejercido bastante influencia en la educación. Nos ilustra que el psicoanálisis resultaimportante para el hombre en la medida en que enfoca el estudio de la conducta humana desde varias perspectivas: el genérico, el histórico y el dinámico y por su propósito de hallar relaciones causales entre ellos. Subraya el hecho de que en determinada situación un mismo individuo responde repetidamente de un mismo modo, pero también explica porque hubo de obrar así. Y no sólo revela lassituaciones en que se puso en práctica una conducta similar, sino que señala el camino por la cual se intentó una conducta diferente, además de sus fracasos. Es por esto que el psicoanálisis se hace importante en la educación.

Refiere el autor que muchos maestros han manifestado que si bien el psicoanálisis resulta importante conocerlo, es una limitante porque si el niño muestra una conducta cuyo causase encuentra en sus primeros años de vida, el quitarle esos temores va a depender del analista y no del profesor, o bien, hay otros que expresan su desánimo al cuestionar la ayuda que pudiera brindarles el saber lo que el niño sintió a los tres meses de edad si mañana lo debe enfrentarse en el aula. En virtud de estos decires el autor se planteó el siguiente problema: ¿Es posible que elpsicoanálisis represente algo más para el maestro que un mero estudio científico sobre la conducta del hombre? ¿Acaso el hecho de revelar que el fundamento de la personalidad se fragua durante las primeras relaciones del niño con sus padres no deja nada para la obra del maestro? Y también, ¿Dónde residen los sectores respecto de los cuáles él sea capaz de percibir la posibilidad de una ganancia personalproveniente de su trabajo? (p. 273)

Si bien es cierto que Freud no se ocupó de la educación en específico, su descubrimiento de la vida sexual de los niños llevó a que los educadores establecieran nuevas tareas a partir de esos descubrimientos. Antes que la teoría de Freud se difundiera, se consideraba a la infancia como una fase de inocencia y felicidad que no valía la pena perturbar, pero elaustríaco hizo ver que los niños presentan ansiedades propias de ellos, así como sentimientos conflictivos, que por lo mismo, nos invita a pensar que es un ser humano cuyas urgencias deben ser conocidas y respetadas. Cuando un niño presentaba una conducta peligrosa, tales eran combatidas y suprimidas mediante una estricta prohibición. Por ejemplo, cuando las niñas quieren saber porque su madre tienepelos entre las piernas o porqué los niños no se sientan para hacer pipí y tienen pilín y ellas no. Antes se pretendieron eludir estas manifestaciones evitando todo roce con el niño para evitar esas preguntas embarazosas; en otro momento se pensó dar carta libre a esas manifestaciones para evitar una conducta neurótica, pues pretendían que dejando en libertad al niño era posible que se formara enun entorno positivo. Por ello se suprimió la figura de autoridad. Pero esos experimentos resultaron desalentadores. Es decir, tanto fue negativa la prohibición extrema como la libertad extrema. Los niños se pusieron ansiosos, fueron incapaces de soportar tensiones y hallar satisfacción en actividades que requerían esfuerzos, dice Hellman. En esta lógica fue muy poca la ayuda que podía otorgar...
tracking img