El quehacer docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1245 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de abril de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL VICIO DE LOS MAESTROS, DEL ÉXITO AL FRACASO
Por muchos años se ha oído hablar bien y mal de la profesión docente, sin embargo una cosa es ver el toro desde las gradas y otra torearlo; desde mi experiencia como docente practicante y también como estudiante quisiera traer a colisión un tema un tanto espinoso pero que nos puede llevar a hacer una reflexión muy profunda sobre nuestro futuro comomaestros y sobre nuestro quehacer en el aula. Pues, hablar que hay profesores buenos y malos es lo mismo que hablar de alumnos buenos y malos. Tengo motivos para saber de qué hablo tanto por haber sido alumno durante más de diez años como por estar ejerciendo de profesor en mis prácticas profesionales y así compaginando incluso la doble condición de profesor-alumno.
Es muy importante que antesde comenzar nuestro ejercicio en la docencia nos preguntemos ¿Qué clase de maestros queremos ser? ¿Los buena gente? ¿Los bacanes? ¿El mediocre? ¿El exitoso? ¿El ogro? O ¿la bruja? Este cuestionamiento debe ser fundamental a la hora de nuestro práctica docente y no solo al inicio sino en todo el transcurso de nuestra vida profesional ya que este es un proceso de nunca acabar, un proceso gradual yprogresivo que exige de nosotros una respuesta a los cambios por los cuales atraviesa la sociedad y por tanto la comunidad educativa.
En este camino pedregoso y llenos de muchos obstáculos podemos encontrarnos con una clase de maestros mediocres que por lo regular poseen pocas expectativas docentes o que suelen ser mediocres. Si esperamos poco de los alumnos, eso recibiremos de ellos. Cierto es loque el refrán dice: “como canta el abad, así responde el sacristán” y para que el estudiante sobresalga, habrá que exigir más de él. Al elevar nuestras expectativas, sin duda conseguiremos mejores resultados. Quien pide más, más obtendrá.
También abundan los profesores que se pasan las horas de clase o escribiendo en el pizarrón o dictando en voz alta, obligando a los estudiantes a copiar todo ensus cuadernos, metodología anticuada que constituye una pérdida absoluta de tiempo. Si de verdad esos apuntes fueran tan maravillosos, que necesidad de que copiar tendríamos, lo mas practico sería distribuirle unas copias a nuestro estudiantes con todos los apuntes. Por desgracia, esa costumbre no es cosa de unos cuantos sino una norma generalizada, una sagrada tradición magisterial que se hatransmitido tal cual de una generación a otra y de la cual nosotros no estamos exentos. Otra falla que comenten los profesores es la aplicación ciega de la memorización, tan exigida a los estudiantes y la cual estos cumplen muy bien. Si el maestro pide que el alumno recite intacta la información proporcionada, éste último procurará cumplir al pie de la letra con tal exigencia, metodología que haconvertido a nuestros niños y jóvenes pensantes en pericos parlantes, con una deficiencia enorme en las competencia argumentativa, propositiva, comunicativa e interpretativa que hace de nuestros estudiantes verdaderos críticos de sus contextos socioculturales; es urgentes antes de que la memoria desplace al raciocinio rescatar este último y darle su merecida importancia; nada fácil después de tantosaños de abandono.
A demás de esta metodología retrograda y tradicionalista que emplea alguno de nuestros colegas, se le suma la calificación distorsionada del rendimiento escolar, la que, debido a las numerosas pruebas que miden “el conocimiento” lleva a que los alumnos recurran a la copia exagerada durante los exámenes, y en la cual se recompensa muchas veces a los estudiantes mañosos a la vezque resta valor al esfuerzo de los aplicados. Tales calificaciones injustas y falsas, premian a quienes no lo merecen, enseñándoles a todos que más vale el machete que el estudio. Este modelo de calificación injusta y equivoca fomenta también la pereza mental de los estudiantes ya que no les permite poner en escena todos los conocimientos que se van “adquiriendo” en el transcurso de todo el año...
tracking img