Ensayo - analisis de lima

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2755 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 14 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
INSTITUTO PERUANO DE PUBLICIDAD

Tema: Análisis de la ciudad de Lima

Trabajo que como parte del curso de Sociología presenta el alumno
Luis Benavides

VI – Z

2002 – I

Análisis de la Ciudad de Lima.

El presente ensayo está escrito desde el punto de vista particular de quien escribe estas líneas, por lo tanto está basado en mis propias vivencias y sometidas a mi juicio personal,aunque trataré de ser tan objetivo como esté a mi alcance al efectuar el análisis. De igual manera, es inevitable que las deducciones y las conjeturas que realice estarán influenciadas por las lecturas realizadas en el curso, sin que esto signifique necesariamente falta de originalidad, ya que en lo posible trataré de exponer aspectos no tratados o cuando menos enfocados desde otra óptica; mi propiavisión.

La ciudad de mi infancia: Lima la Triste.

Cuando rememoro mi niñez, en búsqueda de una imagen mía dentro de Lima, lo primero que recuerdo es un viaje en micro acompañado de mi madre. Tendría yo unos 5 o 6 años, vivía en Bellavista (el Callao aunque propiamente no es Lima, esta impregnado de ella) y nos dirigíamos con rumbo a Miraflores, cosa que después recordé, al cumpleaños de unode mis mejores amigos: Carlos Gómez. Y digo que lo recordé después porque la impresión más fuerte de este recuerdo es la melancolía, que me iba invadiendo a medida que nos internábamos en Lima, ahora sí, propiamente dicha.

Un atardecer rojizo, chalaco y también muy bello, nos despedía, como compadeciéndonos. El transporte se iba llenando de personajes muy distintos uno del otro. Puedo decirque de pequeño era bastante callado, algo introvertido – a decir verdad no he cambiado mucho – por tanto era también bastante observador, en especial observaba a las personas, tratando de indagar en su interior, tan sólo viéndolas. Recuerdo que esto era casi un impulso reflejo en mí, y del cual sólo ha quedado algún rezago en mi versión adulta. Recuerdo, pues, que habían subido a bordo empleados enternos descuidados, señores de edad avanzada y empleadas del hogar. Una de ellas en particular fijó mi atención. Siempre las empleadas han despertado simpatía en mí– que no se me mal entienda- como aquel que mira un partido de fútbol y se pone a hinchar por el equipo más débil, algo así era ese sentimiento. En mi caso particular, afirmo que era un buen chico, de buenos sentimientos, que no llegabaa entender las injusticias ni las diferencias sociales. Luego maduré…eso creo. Pero, en aquellos días, hacía todo lo que estaba a mi alcance para remediar en algo aquello… eso creía. Por ejemplo, recuerdo que yo le enseñaba a mi empleada, que en aquellos días cursaba sus estudios iniciales, ella estaba aprendiendo a leer, aún cuando yo apenas cursaba el 1° de primaria, o algo así, pero me acuerdonítidamente de nuestras sesiones de estudio en la mesa del comedor de mi casa. Ahora sé que la compasión es un sentimiento incómodo para quien lo recibe y a veces ridículo para quien lo da, sin embargo puedo decir que mis muestras de apoyo siempre fueron bien recibidas.

Recuerdo también a un empleado público – ahora lo puedo identificar como tal – aquel del terno descuidado y barato. Pero loque me molestaba en realidad no era su aspecto, sino su actitud. Lucía harto, hastiado y al mismo tiempo había algo y mucho de cinismo en su mirada evasiva y desinteresada de todo. Ahora también sé que se trataba no sólo de un simple empleado público, sino de un cabal representante de la folclórica burocracia limeña.

Había también, como ya dije, otros personajes, pero son a aquellos dos aquienes recuerdo más nítidamente, acaso por los sentimientos tan distintos que despertaban en mí. Ahora, después de comprender la realidad del migrante y su proceso de inserción en la capital, puedo entender la naturaleza de esos sentimientos. En el fondo lo más triste, desde mi percepción, es que el limeño bien que mal cuenta con recursos a su disposición para construir un futuro, pero no tiene el...
tracking img