Epicteto

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11316 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ARTE DE VIVIR

Manual de Vida

EPICTETO[1]
[pic]

Distingue entre lo que puedes controlar y lo que no puedes controlar.

La felicidad y la libertad comienzan con la clara comprensión de un principio: algunas casas se encuentran bajo nuestro control y otras no, solo cuando enfrentamos esta regIa fundamental y aprendemos a distinguir entre lo que podemos controlar y lo que escapa anuestro control, es posible la serenidad interior y la eficacia extrema.

Bajo nuestro control están nuestras opiniones, aspiraciones, deseos y lo que nos repugna. Tales ámbitos nos incumben, pues están directamente sometidos a nuestra influencia. Siempre podemos elegir el contenido y el carácter de nuestra vida interior.

Sin embargo, fuera de nuestro control están casas tales como el tipo decuerpo que tenemos, si nacemos en la abundancia o hacemos fortuna, la opinión que los demás tienen de nosotros y nuestra posición en la sociedad. Debemos recordar que todo esto es externo y, por lo tanto, no debe preocuparnos. Tratar de controlarlo o
cambiarlo sólo produce tormento.

Recordemos: las cosas que están dentro de nuestras posibilidades se encuentran naturalmente a nuestra disposición,libres de toda restricción u obstáculo; pero aquellas que están fuera de nuestro alcance son débiles, dependientes o determinadas por los caprichos y acciones de otros. Recordemos, también, que si creemos que tenemos poder sobre cosas que naturalmente se encuentran más allá de nuestro control, o si intentamos asumir los asuntos de los demás como propios, nuestros esfuerzos serán desviados y nosconvertiremos en personas frustradas, ansiosas y criticonas.

Limítate a tus propios asuntos

Debemos mantener nuestra atención centrada por entero en lo que realmente nos concierne, y tener claridad acerca de que lo que pertenece a otros no es asunto nuestro. Si lo hacemos, no estaremos sujetos a la coerción y nadie podrá detenemos.

Seremos verdaderamente libres y eficaces, pues nuestrosesfuerzos serán aprovechados y no tontamente desperdiciados en criticar u oponemos a otros. Si conocemos y nos ocupamos de lo que en realidad nos concierne, nadie podrá obligamos a hacer algo contra nuestra voluntad; los demás no podrán herirnos, no tendremos enemigos ni sufriremos daño.

Si ambicionamos vivir según estos principios, debemos recordar que no será fácil: será preciso renunciar aalgunas casas y posponer otras. Quizás sea necesario privarnos de la riqueza y el poder, para aseguramos de obtener la felicidad y la libertad.

Reconoce las apariencias por lo que son

En lo sucesivo, frente todo lo que parezca desagradable, repitamos: "Eres sólo una apariencia y no lo que aparentas ser". Y luego consideremos a cabalidad el asunto, según los principios que acabamos de enunciar,básicamente: Se refiere esta apariencia alas cosas que están bajo mi control o a las que no lo están? Si se trata de algo que no esta bajo nuestro control, aprendamos a no preocupamos por ello.

EI deseo exige su propia satisfacción.

Nuestros deseos y aversiones son impetuosos soberanos. Exigen ser satisfechos. El deseo nos ordena correr y obtener lo que deseamos. La aversión nos urge a evitarlo que nos repugna.

Cuando no obtenemos lo que deseamos, por lo general nos sentimos desencantados; y cuando obtenemos lo que no deseamos, nos sentimos desdichados. Si, por consiguiente, evitamos solo aquellas cosas indeseables que son contrarias a nuestro bienestar natural y se encuentran bajo nuestro control, nunca obtendremos algo que no deseamos. No obstante, si intentamos evitar cosascomúnmente ineludibles - tales como la enfermedad, la muerte o el infortunio - sobre las cuales no poseemos un control real, sufriremos y haremos sufrir a quienes nos rodean.

El deseo y la aversión, aun cuando poderosos, son solo hábitos, y podemos entrenarnos para tener mejores hábitos. Controlemos el hábito de sentir repugnancia par todo lo que no esta en nuestro poder, y concentrémonos más...
tracking img