¿Eres un narcotraficante?

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1652 palabras )
  • Descarga(s) : 16
  • Publicado : 23 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CARACOL-R.C.N. : Nuestra Narcotele
 
                                              “En Beverly Hills no tiran la basura,
                                            La convierten en televisión”
                    Woody Allen
 
 
          La televisión comercial - esa misma que degrada, oculta y minimiza, la propuesta educativa que nuestros niños y jóvenes intentan recibir adiario para salir de la crisis existencial que el país vive - muy bien representada por los canales emblemáticos del uribismo: Paracol y R.C.N. -Radio Cueva de Narquiño-, nos ofrecen unos proyectos  "estiercoleros y morbosos". En los que el plato fuerte, para los niños en la franja familiar, son las escenas eróticas y violentas, cargadas de altas dosis de sangre y fuego, que riman a la perfección conel espíritu revanchista y guerrerista del “mesías”  Uribe. El Capo, Las Muñecas de la Mafia, El Cartel de los Sapos, Rosario Tijeras, y otras narco-historias dan cuenta de la propuesta “educativa” que la Comisión Nacional de Televisión articula con el Ministerio de Educación para los niños y jóvenes del país. A propósito, en qué país duermen los amigos de la Comisión Nacional de Televisión, porquelos mensajes que ellos emiten en horario triple A, corresponderían, más bien, al país de Alicia, al país soñado. ¿Cuánto le cuesta al erario, es decir, a los colombianos, la tarea tan insignificante, tan paupérrima, de esta comisión?
 A la hora de hacer las tareas escolares, los niños se confunden cuando aparecen los glúteos sintéticos de La Grisales, luchando por sostenerse “en pie”, a punta debisturí, luchando contra la ley de gravedad y contra “las inclemencias del tiempo”,  y tratando de robarse alguna mirada pueril, mientras las demás miradas buscan las pochecas de La Corrales, las pantorrillas de la Acuña, menos destempladas y más frescas.
 
Los ideólogos de estos canales conocen a ciencia cierta las condiciones vagamente intelectuales del colombiano del común, conocen de suslimitaciones, de su escaso bagaje lector, de su vieja enemistad con los espacios académicos y científicos, y de su pírrica formación en el pensamiento crítico y complejo. En ellos sólo opera y funciona la fuente sensorial del conocimiento. Por esto, no es difícil adivinar los gustos faranduleros y libidinosos de esta gran masa rancia; y para eso están ustedes: para llenar esos vacíos existenciales.Lo que la mayoría de estos incautos televidentes no perciben es que los relatos trágicos y  degradantes como éste, son, en muchos casos, sus propias historias. Historias que a otras personas, con un tris de dignidad, harían sentir avergonzadas y humilladas. Colombia tiene el derecho –y yo diría que el deber- de contar su propia historia, pero sin “pelar el cobre”, sin bajar hasta este nivel, sinrenunciar a la dignidad por las personas decentes, que aún quedan, y que le generan al país algún nivel de respeto. Estas apologías seriadas de traquetos y putas nos hacen ver, ante el mundo, como si cada joven colombiana fuese una muñeca de la mafia y cada colombiano fuese un capo o una mula.
 
Raras veces se pueden encontrar socios estratégicos que reflejen tanta afinidad en cuanto a susintereses y necesidades, sin dejar de reconocer que ideológicamente  mantienen exactamente los mismos principios. La estrategia convenida, entre los uribistas y los canales uribistas, permite garantizar el actual gobierno, en medio de millares de señalamientos y responsabilidades en todos los actos criminales y delictivos que soportan este régimen, que Colombia no tendrá la oportunidad de conocer lasabsolutas verdades que  ocultan y esconden los medios. La tarea de maquillar, sesgar, editar y acomodar la información es lo más profesional que se percibe desde el trabajo periodístico de estos “canaletes” La gran campaña agresiva con que los medios vendieron como pan caliente las “bondades” del famoso referendo en el año 2003, y por la cual recibieron jugosas ganancias, a pesar de la derrota...
tracking img