Eros y psiche

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 63 (15694 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 22 de febrero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Érase en una ciudad un rey y una reina, y tenían tres hijas muy
hermosas: de las cuales, dos de las mayores, como quiera que eran
hermosas y bien dispuestas, podían ser alabadas por loores de hombres;
pero la más pequeña, era tanta su hermosura, que no bastan palabras
humanas para poder exprimir ni suficientemente alabar su belleza. Muchos
de otros reinos y ciudades, a los cuales la fama desu hermosura ayuntaba,
espantados con admiración de su tan grande hermosura, donde otra
doncella no podía llegar, poniendo sus manos a la boca y los dedos
extendidos, así como a la diosa Venus, con sus religiosas adoraciones la
honraban y adoraban. Y ya la fama corría por todas las ciudades y regiones
cercanas, que ésta era la diosa Venus, la cual nació en el profundo piélago
de la mar y elrocío de sus ondas la crió. Y decían asimismo que otra diosa
Venus, por influición de las estrellas del cielo, había nacido otra vez, no en
la mar, pero en la tierra, conversando con todas las gentes, adornada de flor
de virginidad. De esta manera su opinión procedía de cada día, que ya la
fama de ésta era derramada por todas las islas de alrededor en muchas
provincias de la tierra: muchos delos mortales venían de luengos caminos,
así por la mar como por tierra, a ver este glorioso espectáculo que había
nacido en el mundo; ya nadie quería navegar a ver la diosa Venus, que
estaba en la ciudad de Paphos, ni tampoco a la isla de Gnido, ni al monte
Citerón, donde le solían sacrificar; sus templos eran ya destruidos, sus
sacrificios olvidados, sus ceremonias menospreciadas, susestatuas estaban
sin honra ninguna, sus aras y sus altares sucios y cubiertos de ceniza fría. A
esta doncella suplicaban todos, y debajo de rostro humano adoraban la
majestad de tan gran diosa, y cuando de mañana se levantaba, todos le
sacrificaban con sacrificios y manjares, como le sacrificaban a la diosa
Venus. Pues cuando iba por la calle o pasaba alguna plaza, todo el pueblo
con flores yguirnaldas de rosas le suplicaban y honraban. Esta grande
traslación de honras celestiales a una moza mortal encendió muy
reciamente de ira a la verdadera diosa Venus, y con mucho enojo,
meciendo la cabeza y riñendo entre sí, dijo de esta manera:
«Veis aquí yo, que soy la primera madre de la natura de todas las cosas;
yo, que soy principio y nacimiento de todos los elementos; yo, que soy
Venus,criadora de todas las cosas que hay en el mundo, ¿soy tratada en tal
manera que en la honra de mi majestad haya de tener parte y ser mi
aparcera una moza mortal, y que mi nombre, formado y puesto en el cielo,
se haya de profanar en suciedades terrenales? ¿Tengo yo de sufrir que
tengan en cada parte duda si tengo yo de ser adorada o esta doncella y que
haya de tener comunidad conmigo, y queuna moza, que ha de morir, tenga
mi gesto que piensen que soy yo? Según esto, por demás me juzgó aquel
pastor que por mi gran hermosura me prefirió a tales diosas: cuyo juicio y
justicia aprobó aquel gran Júpiter; pero ésta, quienquiera que es, que ha
robado y usurpado mi honra, no habrá placer de ello: yo le haré que se
arrepienta de esto y de su ilícita hermosura.»
Y luego llamó a Cupido,aquel su hijo con alas, que es asaz temerario y
osado; el cual, con sus malas costumbres, menospreciada la autoridad
pública, armado con saetas y llamas de amor, discurriendo de noche por las
casas ajenas, corrompe los casamientos de todos y sin pena ninguna comete
tantas maldades que cosa buena no hace. A éste, como quiera que de su
propia natura él sea desvergonzado, pedigüeño y destruidor,pero de más de
esto ella le encendió más con sus palabras y llevolo a aquella ciudad donde
estaba esta doncella, que se llamaba Psiche, y mostrósela, diciéndole con
mucho enojo, gimiendo y casi llorando, toda aquella historia de la
semejanza envidiosa de su hermosura, diciéndole en esta manera:
«¡Oh hijo!, yo te ruego por el amor que tienes a tu madre, y por las
dulces llagas de tus...
tracking img