Experiencia pedagogica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 43 (10704 palabras )
  • Descarga(s) : 12
  • Publicado : 7 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
¿Cómo relatar una experiencia pedagógica?

Fragmento del Manual de Capacitación sobre Registro y Sistematización de Experiencias Pedagógicas - La documentación narrativa de experiencias escolares (Módulo II)
Escrito por Daniel Suárez, Liliana Ochoa,
Paula Dávila y otros
Realizado en el marco del proyecto “Estrategias y materialespedagógicos para la Retención Escolar” financiado por la OEA (Argentina, 2003).
Versión completa en:
http://www.lpp-buenosaires.net/documentacionpedagogica/ArtPon/PDF_ArtPon/Manual_sistemat2.pdf

Contenido:
1. Una invitación: ¿vale la pena relatar experiencias pedagógicas?
2. Orientaciones para relatar una experiencia pedagógica
■ ¿Cómoseleccionar experiencias y prácticas escolares para su documentación narrativa?
■ ¿Cómo sistematizar experiencias y prácticas escolares a través de la escritura reflexiva de docentes?
■ ¿Cómo revisar lo dicho en el relato?
1. Una invitación:
¿Vale la pena relatar experiencias pedagógicas?

¿Qué se gana y qué se pierde, cuando los seres humanos dan
sentido al mundo contando historiassobre el mismo usando
el modo narrativo de construir la realidad?
Jerome Bruner
Estimados y estimadas docentes:

Esta propuesta es una invitación. Quien invita a una reunión, a una caminata, a una lectura, a beber o saborear algo o a ver una película, está interesado en construir un lazo de comunión, fraternidad y complicidad con otro/s. Con otro/s y consigo mismo.

Quien invita se dispone acompartir tiempo, energía, pensamientos, esfuerzos, emociones, alegrías y pesares con la forma de los sentimientos puestos en las palabras y en el cuerpo.

Quien piensa en encontrarse con otros invita a una conversación, muchas veces con la excusa de tratar algún tema en particular o simplemente por que sí. Y en ese hablar y escuchar a otro, sucede que se habla y se escucha a sí mismo.

Quieninvita está dispuesto a recibir, a ofrecer un sitio, un lugar para que quien lo visite pueda sentirse cómodo, tranquilo, seguro como en su propia casa. Si invitamos sabemos que la recepción es espera, desaceleración, y lleva tiempo. Debemos frenar, parar, sostener la lentitud resistiendo el acabar con todo rápidamente, de un plumazo.

No son pocos los/as docentes que sienten que el tiempo losatrapa. Difícilmente llegan a hacer todo lo que planifican. Pero saben que, para poder pensar y pensarse, deben tomar al tiempo; tomar el tiempo para algo que no es perder el tiempo, por ejemplo, aceptar una invitación.

Y esta es una invitación para contar historias, historias vividas en escuelas contadas por los/as maestros/as y profesores, por los directores, por los inspectores y supervisores.En fin, por todas aquellas personas que hacen escuela.

Para comenzar, no está demás recordar lo que ustedes bien saben: la vida cotidiana en las escuelas es incierta, vertiginosa; pasan muchas cosas al mismo tiempo. Las más complejas suelen ser impredecibles y, aunque esperables, vuelven a conmoverlos. Disfrutan y se sienten satisfechos cuando el aprendizaje de los alumnos y alumnas les hace unguiño para seguir adelante. Sienten un enorme placer cuando, con “ruido de aula”, pueden enseñar lo que saben. En estas situaciones ningún docente podría sentirse incómodo. Pero ahí nomás, pegaditos a la satisfacción, los paisajes escolares suelen estar impregnados por el sufrimiento, el dolor y las urgencias de docentes, alumnos/as y padres. ¿Cuántas veces personas extrañas al espacio escolarmanifiestan su sorpresa al verlos actuar aún en estas condiciones? Entonces, ¿por qué no llamar “sabiduría” al oficio que poseen ustedes, los/as docentes, que permuta ese malestar y lo convierte en un desafío y no en una fatalidad?

Esta invitación reconoce que ustedes, en tanto docentes, producen y poseen saberes pedagógicos que resultan de su experiencia; de sus percepciones; de su formación...
tracking img