Filosofia del derecho

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 611 (152742 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 3 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
PALABRAS PRELIMINARES
La filosofía es el ejercicio del pensamiento humano en función de una realidad absoluta.
Por ello es inseparable del acto creador del "filosofar" y sólo a través de él cobra autenticidad. De otro modo, esa tensa y febril actividad del espíritu se transforma en mero producto elaborado, letra muerta, fórmula dogmática vacía de sentido vital y consecuentemente inauténtica.La filosofía, como actividad de -gran importancia en la formación universitaria, se debe, en gran parte, a la tradición que tiene su origen en la época clásica de la cultura alemana, tradición que a través de algunas figuras importantes se prolonga hasta nuestros días.
Decía Jaspers que las cosas se están poniendo tan oscuras en el mundo actual, que la razón
tiene que luchar constantemente contradiversos usurpadores que detentan su prestigio y su
poder y realmente sólo se podrá, seguir filosofando si se cuenta con el efectivo amparo de la
universidad.
Sin embargo, la universidad incorpora profesores de filosofía y aún implícitamente los obliga a
respetar las estructuras por las que se arrastra y desenvuelve su quehacer. En consecuencia,
puesto que la filosofía no puede en sí mismareglamentarse, de algún modo se reglamenta la
enseñanza de la filosofía, transformando al profesor en un expositor de temas del programa para exámenes académicos.
Triunfante esa tendencia, se logra una mecanización de la enseñanza según la cual los alumnos se limitan a creer que la Filosofía es una disciplina integrada por distintos temas, sobre los cuales algún día serán interrogados por uno ovarios profesores.
De esta forma, en vez de profundizar las preguntas, el alumno se alecciona en las respuestas,
supuestamente correctas, trivializando el problema, que se convierte en una verdadera
competición en torno a un acertijo.
La filosofía no es sino una inacabable pregunta acerca de sí misma. Es algo que los hombres no han podido dejar de lado desde que llegaron a la edad de la razón,ni parece que puedan dejar de hacerlo en un futuro inmediato, y cuando, de una u otra manera lo han intentado, respecto de algún tema en especial, los resultados siempre han sido desfavorables para el tema abandonado.
Estas pocas ideas justifican la tarea emprendida de escribir este libro integrado por una parte
histórica y una parte sistemática. La primera pretende mostrar el desenvolvimientodel
pensamiento humano, en la indagación de la problemática filosófico-jurídica. La parte sistemática,
integrada por muy pocos temas, persigue el retorno -pero ahora con un plan de conjunto- al
anticipo genético explicitado en la primera parte, profundizando en lo posible el sentido del
interrogante.
Esta obra, pues, está determinada fundamentalmente por la sentida ausencia de un manualexpositivo que responda a las exigencias actuales del desenvolvimiento de las direcciones
jusfilosóficas, con sentido histórico. Sabido es que cada época se mueve con una determinada
concepción del mundo, a cuya imagen toman cuerpo los objetos de la realidad. El derecho y su concepto no escapan a esta norma y por eso, a través de los siglos, el mundo circundante le ha otorgado modulaciones variablesque responden a las características ideológicas del momento.
Persigo la finalidad de llenar un vacío, tantas veces denunciado por los alumnos de la materia,
tratando de poner el acento de la sistemática expositiva en la histórica vinculación de los
problemas tratados.
Es decir que no quiere contener este libro, en su primera parte, una ordenada exposición de las doctrinas de relieve en elmundo jurídico occidental. Solamente recogeremos las direcciones de más significativo realce, pero apuntando siempre a la localización histórica de -los problemas, de tal forma que el estudio de las concepciones doctrinarias aparezca incardinado en la historia y no sólo se exhiba como una muestra caprichosa o arbitraria del talento. Las grandes obras no son nunca fruto exclusivo de la genialidad de...
tracking img