Formacion docente

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 27 (6617 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Conferencia del Dr. Carlos Cullen
Presentación de Elsa Gatti Es para este Centro un orgullo contar con la presencia de Carlos Cullen. Él nos está acompañando desde hace tres días en el marco del Posgrado en Educación y Desarrollo donde trabajó, dentro del Seminario de la Concepción Multidimensional del Desarrollo, la dimensión filosófica y ético-política. Un Seminario que fue sumamente rico,pero que a nosotros nos parecía que no podía quedar limitado su aporte a los cincuenta cursantes de ese Posgrado. Fue por eso que le pedimos que nos ofreciera esta charla abierta.

Se trata de pensar la dimensión ética, cuando discutimos el concepto de “desarrollo”. La visión puramente economicista, que primó fuertemente en la década del sesenta, desde el Proyecto de la Alianza para el Progreso,etcétera, y que tuvo que ver con todos nuestros países, fracasó abiertamente; y además hoy día nos resulta altamente insuficiente. Muchos tratan de plantear el problema del Desarrollo cambiando la expresión e incorporando “nuevas” cuestiones: el tema por ejemplo de la calidad de vida, el tema de las capacidades de la persona, de las capacidades de realización, etcétera. Temas no explicitados cuando,en forma muy lineal, se planteaba la ecuación: “a más educación, más desarrollo”. Es útil preguntarnos al plantear cuestiones relacionadas con el Desarrollo: ¿Ética, dónde habitas? Sobre eso es que fundamentalmente voy a reflexionar con ustedes, y ojalá podamos disponer de algún rato (voy a tratar de no ser muy largo) para conversar, que puede ser, seguramente, lo más interesante. A manera deintroducción yo decir algunas cosas. La ética, más allá del uso, en mi opinión, algo abusivo y superficial a que está expuesto el término en estos tiempos de profunda crisis moral, es una disciplina filosófica y, por lo mismo, racional y crítica; intenta fundamentar las razones y argumentos que tenemos para actuar por determinados motivos, para elegir y comprometernos con determinados valores, que,en ambos casos, pretendemos que tengan alcance “moral”. Se trata, por ejemplo, de entender porqué es diferente actuar por deber o contra el deber, o entender por qué hay principios de acción que nos obligan a todos. Y por qué, al mismo tiempo, podemos y debemos respetar opciones por ideales de vida que pueden ser ciertamente muy distintos. Esta distinción: no es lo mismo la ética que la moral,necesito ponerla como punto de partida de esta reflexión. La ética es, justamente, un campo de reflexión crítica sobre la moral o las morales. Es decir que nos permite hacernos cargo con razones, con argumentos de la “moral” que sostenemos y si tenemos argumentos para cambiarla, cambiémosla. Hay argumentos para sostener, por ejemplo, que todos tenemos que aceptar principios de convivencia justa yreconocer los Derechos Humanos, precisamente porque están más allá de cualquier opción vital y están poniendo en juego la dignidad misma del hombre. La ética, entonces, en este ejemplo. es una reflexión que nos debe ayudar a hacernos cargo mejor al

1

actuar, al sentir, al decir, que cualesquiera sean nuestras opciones y las razones que las sostengan, en última instancia nunca puedan poner comomedio lo que es un fin en sí. La ética consiste en recordarnos, como dice Kant, que el hombre no tiene precio, tiene dignidad. Y esto es un punto de partida clave para pensar la dimensión ética del desarrollo. Para ser más claro, y todavía a manera de introducción, intentar una reflexión desde la ética, y ligarla a la educación y al desarrollo, es siempre una alternativa ante dos actitudes que lasuelen cercar y que confunden su sentido. Me refiero, en primer lugar, a cualquier forma de fundamentalismo o actitud dogmática, que consiste en no aceptar otro modo de fundamentar las normas y los valores, es decir la moral o las morales, que no sea el que provenga de la propia creencia o de los propios sentimientos o de la propia tradición, sin exponerse jamás a una lectura crítica y racional...
tracking img