Fun for life

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (518 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
Ariel Dorfman, Viudas (1978) A modo de dedicatoria
Había decidido yo publicar esta novela bajo seudónimo. Si quise esconder la paternidad de la obra, no era porque avergonzara el hijo. Yo soñaba,como todo exiliado, con el reencuentro con los lectores que la distancia y los años me habían robado. Libros que llevan mi nombre no podían en ese momento, y muchos todavía no pueden, circularlibremente en Chile y en otros países del Cono Sur de América Latina. Si quería que mi sueño se convirtiera en realidad, había que disfrazar al autor; y más aún si se tomaba en cuenta que ningún editor en esaregión del mundo hubiera aceptado publicar una obra que, como la mía, se centraba abiertamente en el drama de los desaparecidos. Para que mi novela no sufriera, entonces, el destino de mi cuerpo, yfuera prohibida también, la situé en Grecia en algún período indefinible del siglo xx, y se la atribuí a Eric Lohmann, un danés que, supuestamente, la habría escrito hace cuarenta años atrás. Me atraía,además, el hecho de que ese escritor inventado fuera él mismo un , al que los Nazis habían tomado preso en 1942 sin que jamás se supiera nada más acerca de su paradero. Mi plan consistía en hacertraducir primero al danés mi novela, y luego sacar a otros idiomas, entre los cuales estaba, claro que sí, el castellano en que de veras se encontraba escrito originalmente. Varios amigos escritores dealguna prominencia internacional ofrecieron ayudarme: escribirían prólogo en que se autentificaría el de Eric Lohmann, o presentarían sus nombres como . Por ese camino, indirecto y torcido, esperabayo finalmente llegar hasta las librerías, y los corazones, de mi país. Pero había otro motivo por el cual no deseaba modificar ese manuscrito. A medida que las palabras emergían, comencé aidentificarme más y más con su autor europeo muerto, poseído por su ternura, adivinando su furia por perdurar. Así que finalmente no me quedó otra que hacerle entrega al lector, que algún día pronto ojalá sea...
tracking img