Gestalt

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 211 (52552 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de noviembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Adriana Nana Schnake Silva

Sonia, te envío los Cuadernos Café
Apuntes de Terapia Gestáltica

CUATRO VIENTOS EDITORIAL Casilla 131 - Santiago 29 – Chile

2

© Adriana Schnake Editorial Cuatro Vientos, Santiago de Chile, 2003 Sonia, te envío los cuadernos café; apuntes de terapia gestáltica

Registro de Propiedad Intelectual N° 135.580 I.S.B.N. 956-242-084-1

Verificación: PaulinaCorrea Diseño de portada: Mario Albarracín Diagramación: Rocío Pérez

Esta publicación, incluido el diseño de la cubierta, no puede ser reproducida, almacenada o transmitida por algún medio, ya sea eléctrico, químico, mecánico, óptico, de grabación o de fotocopia, sin permiso previo, por escrito, del editor.

www.cuatrovientos.net

3

A Marina Silva Maturana, mi madre. Una educadoraexcepcional que siempre supo que sólo se puede enseñar lo que verdaderamente amamos.

A Francisco Huneeus Cox, por haber compartido sus ideas, su talento y su entusiasmo. Por haber creído en mí y haberme estimulado a que escribiera y publicara mis experiencias.

4

PRÓLOGO
Publicar nuevamente este libro me ha hecho releerlo con mucha atención y he quedado sorprendida del grado de acuerdo yaprobación que he sentido con lo escrito hace ya tantos años. Desde 1986, fecha en que empecé a escribirlo, hasta ahora, año 2003, han pasado diecisiete años y he publicado dos libros más, con el objeto de aclarar y profundizar lo que con tanta simpleza y facilidad describí en éste, mi primer libro, por el cual siento un aprecio especial. Volver a este libro me conecta con ese principio y lo que fueronmis motivaciones de entonces, entre las cuales pesó el deseo de que el que ahora es uno de mis editores, Francisco Huneeus, confirmara que no se había equivocado cuando me conoció y afirmó que “había que publicarme”. Nunca entendí ni acepté bien aquello hasta que me di cuenta cómo se entiende y acepta el decir de alguien cuando lo escuchamos o cuando preguntamos de verdad, sin tener nosotros larespuesta. Y cómo nos enloquece el oír sin querer escuchar, y especialmente en los momentos en que nosotros queremos decir algo. Esa es la maravilla de los libros: los tomamos cuando queremos escuchar a otro, por el motivo que sea. Igual, si nuestra predisposición es negativa, no le haremos mucha justicia al calificarlo o entenderlo; y si nuestra predisposición es demasiado positiva, encontraremosacuerdos donde no los hay. Como sea, tarde o temprano, lo escrito puede transformarse en palabras vivas, y a alguien con un libro leído en el momento oportuno le puede pasar lo que me ocurrió a mí con el libro de Perls Dentro y fuera del tarro de la basura: sentí de verdad la mano de ese viejo sabio —al que jamás conocí—, ayudándome a ponerme de pie. En este prólogo guiaré un poco a los que melean, y especialmente a aquellos con los que no he tenido la oportunidad de encontrarme. Tanto las ediciones anteriores como ésta empiezan con una carta a mi amiga Sonia, que falleció en Inglaterra, adonde se fue con sus cuatro hijos huyendo de la dictadura en Chile. Sonia Abovich era psiquiatra en la Clínica Psiquiátrica de la Universidad de Chile, donde trabajábamos juntas, y éramos muy amigas. Supadre era un yugoslavo (croata) muy rico y extraordinariamente generoso: daba becas para que se educaran niñas de escasos recursos, sin que se supiera su nombre y sin utilizar esos donativos para disminuir impuestos. Ni sus hijos conocían estos antecedentes. La madre de Sonia, profundamente religiosa, hacía otro tanto.

5

Viajaban a Europa en trasatlánticos de lujo de esa época y el papáhacía que llenaran la piscina para que su hijita metiera sus pies en el agua. Cuando estaba en la Escuela de Medicina, Sonia pertenecía a las Juventudes Comunistas (después se retiró del partido). No era la única persona que, después de haber nacido en cuna de oro, mirara a su alrededor y quisiera cambiar de un modo radical las injusticias. En la Clínica, ella participaba con los grupos de...
tracking img