Holística criminal

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 10 (2371 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 12 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
HOLÍSTICA CRIMINAL. DESINTEGRACIÓN SOCIOCULTURAL POR CONDICIONAMIENTO CRÍTICO Y SUBCULTURAS DELICTIVAS Osvaldo Tieghi HOLÍSTICA CRIMINAL Desde hace cerca de cuarenta años ha sido objeto de nuestra preocupación el origen desarticulado, o según niveles fraccionarios o incompletos, de las investigaciones y teorías diversas acerca de la dinamogénesis de la criminalidad. Así, los de la etiologíaantropo-biológica lombrosiana, los del enfoque sociológico de Ferri, los de la construcción psicoanalítica freudiana y los que se fueron sucediendo desde mediados del siglo XIX; ello, no menos que las mas recientes teorías subculturales. Lo dicho (el error de subrayar desarticuladamente aquello que erróneamente se entendía como la génesis propia a cada uno de los múltiples niveles en que el fenómeno sepresentaba engañosamente a la observación) nos ocurrió también a nosotros al fundar en 1974 la Reflexología Criminal, cuyas tesis, psiconeurofisiológico-sociales, fueron examinadas y reconocidas como inéditas u originales por el Centro de la Información Científica Internacional de la URSS, más allá de las diferencias ideológicas. En virtud de lo expuesto hemos de comenzar por exponer algunos delos principios fundamentales que, a nuestro juicio permiten una exposición y construcción teorética holística y no compartimentada de la mal llamada interdisciplinariedad criminológica: 1º) En toda explicación de cualquier fenómeno de la naturaleza debe tenerse presente, para superar los límites cognitivos córtico-subcorticales (excitación-inhibición; irradiación-concentración; almacenamiento,análisis, síntesis) que: nuestra facultad de análisis necesariamente destruye la realidad fenoménica prístina y la unidad estructural, al detenerse en la mente del investigador o teórico proyecta diferentes planos o niveles: sociales (sociología criminal, teorías subculturales del aprendizaje, enfoque subculturales ecológicas, del conflicto cultural, etc.), psicológicos, (psicología criminal),neurofisiológicos (v. gr., Reflexología Criminal), endocrinos (endocrinología criminal), etc. Debemos remarcar que ahora, luego de las innumerables experiencias genéticas, bio-neuro-fisiopsicosociales del aprendizaje, así como de las recientes investigaciones neuroquímicas acerca de aquél, se ha llegado a un grado de evolución científico-teorética tal que se hace posible la articulación y síntesis de losconocimientos primigeniamente analíticos arribando a una holística capaz de reconstruir la unidad fenoménica e interpretar todas las interrelaciones y correlaciones posibles de los fenómenos observados (cfr., Tieghi, Por una fundamentación holística de la conducta criminal, en La Ley 1977-C-811 y ss.).

1 Vol. VII agosto-diciembre 2011 www.somecrimnl.es.tl

De allí que constituye un errorclasificar como sociales a las originarias teorías sub-culturales y del aprendizaje. Como hemos dicho, constituye un equívoco, en el que suelen caer muchos criminólogos, la inclusión de aquéllas (v. gr., las de Sutherland, Cohen, Burgess, Wolfgang) en aquél nivel de observación. Es que las teorías referidas no son más biológicas que sociales; ello, dada la articulación disciplinaria en que seinscriben y que parte de la inescindibilidad de los diversos niveles en que la simple observación presenta al fenómeno de la criminalidad. Como venimos señalando desde muchas décadas atrás: aquello que el análisis escinde como social se halla pautado disposicional o bio-filogenéticamente del mismo modo que aquello que se escinde como biótico o filo-biótico es la pautación misma de lo social en la vida dela especie (…). Así, la realización ontogenética de la herencia filogenética activa y desenvuelve potencialidades sociales a partir de lo biológico; ello, del mismo modo que tiene lugar el desenvolvimiento o desarrollo de potencialidades biológicas filo y ontogenéticas a partir de lo social (en el mismo sentido, Tieghi, La conducta criminal, Ábaco, Bs. As., 1978, ps. 117 y 118; Tratado de...
tracking img