Humanismo cristiano

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (646 palabras )
  • Descarga(s) : 9
  • Publicado : 22 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan 8, 34-36. “De cierto, de cierto os digo, que todo aquel que hace pecado, esclavo es del pecado. Y el esclavo no queda en la casa para siempre; el hijo si queda para siempre. Así que, si el hijoos libertare, seréis verdaderamente libres”
Uno de los dilemas mas grandes del ser humano es sobre el deber ser en diferentes ámbitos de su vida; diariamente nos cuestionamos sobre ¿Qué es lo mejor,¿cuál es el comportamiento más correcto, ¿ Cómo debo actuar para ser perfecto?
La respuesta a estos interrogantes está centrado en llevar una vida en santidad. Bien decía el apóstol San Juan que elque hace pecado esclavo es del pecado, y que sólo el hijo de Dios, es decir, Cristo, podría liberarnos de esto. Siendo así es claro, que Dios ha llamado a todos los creyentes a una vida santa. No hayexcepción alguna a este llamado. No es un llamado dirigido únicamente a los sacerdotes o aquellos que han consagrado su vida a esta tarea.
La palabra santidad describe tanto la majestad de Dios comola pureza y la perfección moral de su naturaleza. La santidad es uno de los atributos divinos; es decir, la santidad constituye parte esencial de la naturaleza de Dios. Su santidad es tan necesariacomo su existencia, o tan necesaria, por ejemplo, como su sabiduría o su omnisciencia. Así como no puede evitar de saber lo recto, tampoco puede evitar de hacer lo que es recto.
Nosotros mismos nosiempre sabemos lo que es recto, lo que es justo y bueno. Hay veces que nos resulta penoso resolver cuestiones que tienen connotaciones morales. Pero a veces, aun cuando sabemos lo que tenemos que hacer,nos sentimos reacios a obrar correctamente.
Juan dijo: “Dios es luz, y no hay ningunas tinieblas en él” (1 Juan 1:5). La luz y las tinieblas, cuando se las emplea de esta manera en las Escrituras,tienen significación moral. Juan nos está diciendo que Dios está completamente libre de todo mal moral, y que él mismo constituye la esencia de la pureza moral.
Por cuanto Dios es santo, no admite...
tracking img