Ingreso de mujer a la universidad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11483 palabras )
  • Descarga(s) : 4
  • Publicado : 13 de junio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL INGRESO DE LA MUJER CHILENA A LA UNIVERSIDAD Y LOS CAMBIOS EN LA COSTUMBRE POR MEDIO DE LA LEY 1872-1877
 
KARIN SÁNCHEZ MANRÍQUEZ*
* Licenciada en Historia por la Pontificia Universidad Católica de Chile. Correo electrónico: kasanche@uc.cl. La autora agradece los comentarios de los profesores Ana María Stuven y Alejandro San Francisco y el apoyo del profesor Juan Ricardo Couyoumdjian.[pic]
El artículo reconstruye el proceso que llevó a la firma del llamado "Decreto Amunátegui", que permitió el ingreso de la mujer chilena a la universidad, y estudia la polémica que causó esta medida en la opinión pública. Para ello, se da cuenta de los intentos de dos directoras de colegios secundarios femeninos, Antonia Tarragó e Isabel Le Brun (en 1872 y 1876, respectivamente), porque susalumnas dieran exámenes válidos para entrar a la Universidad de Chile. Los comentarios de sus infructuosos intentos en la prensa crearon el ambiente necesario para que el Ministro de Instrucción Pública, Miguel Luis Amunátegui, firmara, en febrero de 1877, el decreto que facilitaba a las mujeres el ingreso a la educación superior. Se estudia el significado de esta medida en el contexto de lasecularización que experimentaba la sociedad chilena, lo cual se aprecia en la polémica desatada entre la prensa católica y la prensa liberal luego de la firma del mencionado decreto. Se concluye que esta medida refleja la tensión modernidad / tradición que caracteriza a la segunda mitad del siglo XIX chileno.
INTRODUCCIÓN
El abandono del régimen monárquico que hizo América Latina a partir de 1810 dejóacéfalo el sistema político hispanoamericano. El vacío dejado vino a llenarse con el republicanismo. Pero las transformaciones que la implantación de éste trajo a las nuevas naciones no fueron fáciles de llevar a cabo y menos de una forma rápida. El siglo XIX en nuestro continente es un siglo de construcciones: construir una nación, conformar un Estado. Para ello, por cierto, la herencia hispana fuede gran ayuda, bien lo notó Diego Portales. Entre los elementos que tomaron mayor protagonismo estuvo la educación, dado que la implantación del nuevo orden republicano requería ser conocido y aceptado por los nuevos ciudadanos y por quienes pudiesen llegar a serlo. La educación debía "ser la tarea prioritaria del Estado y la meta social más importante en la medida que permitirá que lasincertidumbres propias de un ideario nuevo y poco consolidado no se tengan que expresar necesariamente en una desestabilización social"1. El terror a la anarquía requería, por tanto, que la clase dirigente realizara un arduo trabajo para incorporar a nuevos sectores a la ciudadanía. Mas, ¿quiénes serían los llamados a entrar en las aulas? ¿Hombres, mujeres, ricos, pobres? ¿Qué tanta educación debíanrecibir? ¿Solo primaria? ¿Secundaria y superior también? En el presente artículo nos centraremos en un grupo específico: las mujeres. Pese a que la sociedad le reconocía el importante papel de madre de los futuros ciudadanos y educadora de ellos en su primera infancia, la mujer tuvo acceso más tardíamente a una educación completa, es decir, una educación que incluyera los estudios universitarios.
Elingreso de la primera mujer a la Universidad de Chile se produjo en 1881, cuatro años después de la firma del decreto que le permitía realizar estudios superiores, conocido como Decreto Amunátegui, por el Ministro de Instrucción Pública que lo creó, Miguel Luis Amunátegui2. Estos sucesos no estuvieron libres de polémica, pues no se debe olvidar la discusión determinante durante la segunda mitad delsiglo XIX: el avance del laicismo y el supuesto repliegue del catolicismo al espacio privado. En otras palabras, estaba en la palestra el tema de la secularización. Definida como la inclinación de las personas a entender la realidad y la naturaleza de las cosas mediante la razón, dejando de lado la explicación religiosa3, la secularización cruza transversalmente todos los debates que se dan en...
tracking img