Injuria y calumnia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1431 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 16 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Injuria y calumnia: ¿armas para intimidar a periodistas o escudos para protegerse de sus abusos?
 “Es un triunfo de los periodistas y de la comunidad para expresar su opinión. No se puede argumentar que un hecho público dañe su honra, este argumento no se puede utilizar para acallar al periodismo”.
Unos cuantos minutos atrás, la columnista y politóloga Claudia López levantó sus abrazos y, consus puños cerrados, celebró intensamente la lectura de un fallo judicial. Luego, dio su parte de victoria ante los medios de comunicación e insistió: “Le gané a Ernesto Samper”.
 La sentencia fue dictada por un juez penal de Bogotá que la absolvió, el 24 de febrero, de los delitos de injuria y calumnia por los cuales se le procesaba. El ex presidente de la República Ernesto Samper la denunció conocasión de una columna de opinión publicada en el 2006.
 El proceso de López se suma a muchos otros en los cuales los comunicadores han tenido que remplazar su pluma y micrófono por un Código Penal y un abogado defensor. Casos como el de Alfredo Molano vs. la familia Araújo, Salud Hernández vs. el ex presidente de la Corte Suprema (e) Jaime Arrubla y los del magistrado José Alfredo Escobar vs.los periodistas Daniel Coronell y Claudia Hoyos, por citar solo algunos, han terminado en estrados penales.
 Si bien los delitos de prensa, como comúnmente se conocen a la injuria y a la calumnia, aparecieron en la regulación de la profesión desde la Ley 29 de 1944, los periodistas, en general, nunca los han visto con buenos ojos.
 Una demanda de inconstitucionalidad presentada por la FederaciónColombiana de Periodistas (Fecolper) corrobora esa teoría. En ella, se pide retirar del ordenamiento jurídico los artículos 220 y 221 del Código Penal, que consagran esos punibles.
¿Son la injuria y la calumnia dos armas que amenazan la libertad de prensa o dos escudos protectores para poner en cintura a aquellos que utilizan el poder de los medios de comunicación para violar la honra, el buennombre y la dignidad de las personas?
¿Responsabilidad civil o penal?
La acción en contra de estos delitos obedece a una cruzada mundial de la Federación Internacional de Periodistas (que integra a cerca de 600.000 profesionales de más de 100 países) que busca “descriminalizar” las sanciones contra los comunicadores.
De acuerdo con Eduardo Márquez González, presidente de Fecolper, la demandautiliza, entre otros, dos argumentos. En primer lugar, recuerda que la restricción a la libertad de expresión, además de ser necesaria y excepcional, debe ser precisa e inequívoca. La ley colombiana, según indica, contiene descripciones amplias y ambiguas que no cumplen con esos requisitos.
En segundo lugar, la abogada Laura Flórez, asesora de esa organización, advierte que la consagración de estosdelitos limita el ejercicio de la libertad de expresión y contradice los lineamientos que ha impartido la Corte Interamericana de Derechos Humanos (Corte IDH) tendientes a evitar su restricción (ver Los lineamientos de la Corte Interamericana de Derechos Humanos sobre la libertad de expresión).

Fecolper recuerda que la Corte IDH ha instado a varios países para que ajusten sus normas a laConvención Americana sobre Derechos Humanos. Es el caso de Argentina, en el que le ordenó al Gobierno expedir una disposición que cumpliera sus directrices. Según este gremio, la tipificación del Código Penal colombiano es muy similar a la derogada ley argentina.
El objetivo final de Fecolper es la despenalización de las sanciones contra los periodistas, para que sus faltas sean conocidas por lajusticia civil y los tribunales de ética de los gremios que aglutinan a estos profesionales.
Hace unos años, una iniciativa de esta agremiación hizo tránsito en el Congreso de la República. Allí, bajo el liderazgo del entonces representante a la Cámara Roy Barreras, se pedía derogar la sanción de pena privativa de la libertad para los delitos de injuria y calumnia. A cambio, se establecía como pena...
tracking img