Intervencion en prisiones

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 46 (11472 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de febrero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
BREVE RESEÑA TEORICO-HISTORICA DE LA INSTITUCION PENITENCIARIA
MARIA YELA.

ESQUEMA: I. INTRODUCCION. II. ANALISIS DE LA SITUACION. III. TEORIAS DE LA DELINCUENCIA IV. DEFINICION DE DELINCUENTE. V. CARACTERISTICAS DEL DELINCUENTE. VI. APARICION DE LAS PRISIONES COMO RESPUESTA A LA DELINCUENCIA. VII. CARACTERISTICAS, EFECTOS Y MODOS DE ADAPTACION A LA PRISION. VIII.LA REFORMA PENITENCIARIA ENESPAÑA. IX. EL TRATAMIENTO PENITENCIARIO. X. VALORACION.

2.

I. INTRODUCCION. “Al viento, la cara al viento, El corazón, las manos, los ojos al viento del mundo. Y todos, todos llenos de noche, buscando la luz, buscando la paz, buscando a Dios al viento del mundo”. Raimon. Cuando yo nací estaba surgiendo “Al vent” y se escuchaba el “Roc de la cárcel”. Paralelos a mis primeros pasos corrieronlos del primer gabinete de Psicología de la prisión de Carabanchel gracias al esfuerzo de D. Jesús Alarcón Bravo, entre otros profesionales de los que tomamos hoy el testigo. Siendo yo adolescente me impactaron las imágenes de los presos subidos al tejado durante los motines que siguieron a la muerte de Franco. Algunos profesores (Valverde, Ferrero, Polaino, Jimenez Burillo, García Valdés, BuenoArús, Corrochano...), algunos hechos (las reformas sociales surgidas en la transición política), algunas reflexiones (“la muerte de cualquier hombre me disminuye porque estoy ligado a la humanidad; por consiguiente nunca preguntes por quién doblan las campanas: doblan por tí.” Hemingway), y algunas experiencias (entrar como voluntaria a dar clases de idiomas en el Reformatorio de Carabanchel)marcaron mi futuro profesional. Tras 20 años de trabajo en prisiones me invitan a reflejar en estas letras un acercamiento a la realidad penitenciaria y al papel del psicólogo en un medio tan peculiar como éste con el fin de orientar a futuros profesionales. Agradezco esta ocasión para reflexionar en voz baja y alta, sola y con otros, sobre este trabajo peculiar, desarrollado en un escenario singular,complejo y desconocido pese a aparecer con frecuencia en los medios de comunicación y en multitud de películas. Desconocida y poco reconocida es también nuestra función en él, así como el esfuerzo de muchos presos por avanzar y superar las dificultades que les llevaron a cumplir penas de prisión, “llenos de noche, buscando la luz”, como indica Raimon. En este capítulo intentaré ofrecer una breveexposición teórica acerca de este problema y de las respuestas sociales habilitadas al respecto. En el siguiente capítulo profundizaré en el papel del psicólogo en la prisión (apoyada en anteriores reflexiones realizadas en el seno del Colegio de Psicólogos. Ver Yela 98). Una vez más queda patente la discordancia entre lo que debe ser y lo que es,y el papel del psicólogo en un intento por acercarambos extremos.

II. ANALISIS DE LA SITUACION. Hace un siglo, en 1895, escribía DURKHEIM : “contrariamente a las ideas corrientes, el criminal ya no aparece como un ser radicalmente insociable, como una especie de elemento parásito, de cuerpo extraño e inasimilable introducido en el seno de la sociedad; es un agente regular de la vida social” Por ello es necesario el estudio de la conductadelictiva, de sus “causas”, su “tratamiento” y la “prevención” de nuevos comportamientos desviados, jugando el psicólogo un importante papel en todo ello. ¿Cómo responde nuestra sociedad, nuestros vecinos, las víctimas de los delitos, nosotros mismos ante las infracciones? Existen disparidad de posturas, desde deseo de retribución y necesidad de seguridad hasta una actitud justificativa de los delitos,pasando por posturas que apuestan por un trabajo de mediación infractor-víctima o por programas terapeúticos de intervención correctamente diseñados. ¿Son irreconciliables todas estas posiciones?. Existe un profundo escepticismo hacia la doble labor encomendada por mandato constitucional a la institución penitenciaria: por una parte retener y por otra intentar dotar de herramientas con las que...
tracking img