Jajj

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1609 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 31 de octubre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
* Selección de textos Fuente: www.imaginaria.com.ar - Agradecemos a Adela Basch por permitirnos reproducir estos textos. * Poesías sobre calles y barrios de la ciudad de Buenos Aires * Mirar la luna * Vivir en la calle Conesa Poesías sobre calles y barrios de la ciudad de Buenos Aires Montañeses La lluvia estalla en la montaña está ya lloviendo. Y mientras, desde el desván, yo viendo que elbosque se desvanece. Los árboles ceden sus ramas al agua que se derrama y cae de rama en rama. Helada baja el agua, impetuosa llega el hada de la montaña.

Boyacá En la calle Boyacá alguien pela una cebolla. Pero al ponerla en la olla, cae rodando y se abolla. Que sea boya la olla

en la calle Boyacá. Me detengo. Voy acá.

Tejedor En la calle Tejedor, en el jardín de una villa al asomarse latarde la vi a Ana, que ovilla. Ovilla Ana su lana y con agujas en punta va tramando maravillas mientras las hebras se juntan. Un farol vierte su luz sobre el tejido que oscila cuando Ana con la lana delicadas tramas hila. Y sus manos no desmayan mientras el tejido traza el contorno y los matices de unas figuras con rayas.

Caballito A un barrio tranquilo de sencilla gente llega un jinete ydesensilla urgente. Dense silla, gente, a tomar asiento. Sí, ya llega alguien

a contar un cuento. A caballo llega acaba ya de llegar y acá van ya sus palabras que se largan a rodar. "Supo haber en este barrio que tanto otoño barrió, un equino tan pequeño que aquí no hay quien lo vio. Era un caballo alado de muy escasa estatura que pasaba por al lado con su insólita figura. Y aunque algunos se resistana aceptar extraños hechos yo sé que hay noches que vuelve a volar sobre los techos." Y dichas estas palabras montó su cabalgadura y en menos que canta un gallo fueron una miniatura. Y se alejaron volando despacito, despacito, saludando con las alas al barrio de Caballito.

Un rincón de Palermo Estalle nomás el verso por los cielos de Palermo, que está lleno de secretos el universo porteño. Está llegando el momento de descubrir con detalle las misteriosas sorpresas que guardan algunas calles. De talle más bien pequeño y deslumbrante mirada un tallador va tallando historias de las barriadas. Batallando con el ritmo de las noches y los días, en el taller de la vida va tallando su poesía. Se lo ve en cualquier momento del verano o el invierno desparramando palabras por las calles dePalermo. No hay una sola calle donde calle su poesía pero sí hay callecitas que son citas de sus rimas donde se arrima a cantar desventuras y alegrías. Y una de esas callecitas es la calle Demaría, en un rincón de Palermo donde brota esta poesía: Si yo amara a María, ¿no amaría a Mara? Si yo a Mara amara ¿no amaría a María? Si yo amara, amaría, y amaría, si amara.

Y amo, y amaré y también amara yamaría andar a diario por mi barrio y recorrer la calle Demaría salpicando al vecindario con un poco de poesía. Mirar la luna Una noche de verano sumamente calurosa, una noche de fines de diciembre, salí a tomar aire afuera de la cabaña que ocupaba termporariamente. La noche era apacible y hermosa. A mi alrededor todo era quietud y en el aire flotaba un no sé qué extraño y fascinante. El cieloestaba totalmente despejado y me pareció un océano lleno de misterios. De pronto, sin saber por qué, me dieron unas ganas bárbaras de mirar la luna. La busqué y la busqué con la mirada, y nada. No se la veía por ningún lado. Me puse un par de anteojos, y nada. Me los saqué, los limpié cuidadosamente, me los volví a poner... nada. Recordé que tenía un potente telescopio portátil. Me pasé un ratolargo mirando el cielo a través de su lente, pero la luna no aparecía por ningún lado. Ni siquiera opacaba por su presencia. Nubes no había ni una. Estrellas, un montón. Pero la luna no estaba. Me fijé en el almanaque. Era un día de luna llena. ¿Cómo podía ser que no estuviera? ¿Dónde se habría metido? En algún lugar tenía que estar. Decidí esperar. Esperé con ganas. Esperé con impaciencia. Esperé...
tracking img