Jesucristo y el dolor

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 7 (1583 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 1 de julio de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
http://www.ompargentina.org.ar/PropagaciondelaFe/UEAM/articulos/jesucristoyeldolor.htm

Jesucristo y el dolor humano
Interrogante clave
La Misión de Cristo, esperanza para los que sufren
El Espíritu del Señor está sobre mí porque me ha ungido para anunciar la buena noticia a los pobres, me ha enviado a proclamar la liberación a los cautivos y a devolver la vista a los ciegos, para dar lalibertad a los oprimidos y proclamar el año de gracia del Señor (Lc 4, 18-19).
Pascua de salvación
La misión salvadora de Cristo está orientada a la salvación de todos los hombres y de todo el hombre. Desde su encarnación hasta su ascensión gloriosa al Padre, su vida es una acción de glorificación plena a Dios y de redención humana. Su actividad misionera estuvo orientada al cumplimiento de estosobjetivos, los cuales enmarcan sus luchas, sus esfuerzos, sus cansancios, su predicación, sus milagros, sus curaciones, la elección de los apóstoles, su pasión, su muerte, su resurrección, su ascensión al cielo.
El rescate del hombre, signo de la llegada del Reino
Con la solicitud por los enfermos, afligidos y perseguidos Él anuncia la llegada del Reino de Dios: Vayan y digan a Juan lo que hanvisto y oído: los ciegos ven, los cojos andan, los sordos oyen, los leprosos quedan limpios, los muertos resucitan y a los pobres se les anuncia la Buena Noticia (Mt. 11,5).
Los que sufren son los predilectos del Reino. Cristo ama con preferencia a los enfermos, esa es la característica de su ministerio mesiánico. Su amor se manifestó especialmente a los débiles, a los necesitados de apoyo, a losdesconsolados y desesperados. Los rasgos de la compasión de Dios manifestada en Cristo, los resalta especialmente, el Evangelio de San Lucas: Pasó haciendo el bien y este obrar suyo se dirigía, ante todo, a los enfermos y a quienes esperaban ayuda. Curaba a los enfermos, consolaba a los afligidos. Era sensible a todo sufrimiento humano, tanto del cuerpo como del alma (SD 16)
Compartió en todonuestra condición humana
El Hijo de Dios asume la condición humana en todas sus dimensiones y con todas sus consecuencias y riesgos: pobreza y limitaciones desde su nacimiento, esfuerzos como obrero artesano de la madera, sin morada fija no tiene donde reclinar su cabeza, víctima de muchos sufrimientos: desprecios, calumnias, incomprensiones, burlas, malos tratos, insultos, angustias, torturas y lamuerte en la cruz con humillación y desprecio.
Sus dolores y sufrimientos nos curaron
Él es el Siervo doliente que asume el dolor de los enfermos: fue traspasado a causa de nuestra rebeldía, fue atormentado a causa de nuestras maldades. El castigo que sufrió nos trajo la paz, por sus heridas alcanzamos la salud ( Is.53, 3).
Cristo, como varón de dolores, ilumina el dolor y le abre nuevasperspectivas. Su sufrimiento es un sufrimiento por nuestra salvación, por nuestra salud: Vengan a mí todos los que están agobiados y fatigados que yo los aliviaré (Mt.11, 28). Su entrega por nosotros va más allá de lo imaginable pues da la vida por los que ama.
Murió para nuestra salud
Su muerte es resultado de su fidelidad amorosa a la voluntad del Padre Dios y a la salvación de sus hermanos, loshombres. Su vida se caracteriza por la fidelidad y entrega a la misión que el Padre le confía: mi comida es hacer la voluntad de mi Padre. En Él ha puesto su confianza y a Él ha entregado su causa: Padre, a tus manos encomiendo mi espíritu; por eso no teme todas las consecuencias, incluidos el dolor y la muerte. Entendemos así el valor de su entrega en sacrificio: Aquí estoy para hacer tu voluntad,por nuestra causa fue crucificado. Con su total entrega, en obediencia suprema a su Padre, nos convierte también a nosotros en culto de suave olor, en hostias vivas agradables a su Padre. En esa acción toda nuestra condición humana y nuestra actividad se han convertido en posibilidades de alabanza, de glorificación, de intercesión, en perfecta comunión con el mismo sacrificio de Jesucristo, el...
tracking img