Jugando a travestirse

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3132 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 28 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
El presente trabajo parte de algunas inquietudes de interés personal sobre lo qué es el travestismo masculino y las características y/o asociaciones lúdicas que tiene con el juego en base al libro de “El juego del juego” de Jean Duvignaud y de la lectura de “Los juegos y los hombres. La máscara y el vértigo” de Roger Caillois; además de referencias de las revistas “Homopolis” y “Anodis”; ademásde algunos conocimientos de la autora.
.
Se dice pues, que el travestismo es un comportamiento en donde el rol es cruzado, es decir, hombres que tienen conductas, arreglos, atuendos y estilos femeninos. No es necesariamente que el hombre sea de carácter homosexual ni alguna preferencia sexual fuera de la heterosexual, sino es aquel que se siente atraído por los fetiches femeninos.

En undiccionario, es que lo encuentra en la sección de medicina, subsección de psiquiatría. El origen del término es carnavalero. La Espasa, anterior a esta catalogación (ed. de 1928), trae sólo el término travestido, da. Indica que viene del italiano travestito, y le asigna el significado de "disfrazado o encubierto con un traje que hace que se desconozca al sujeto que usa de él". Es, en efecto, unsinónimo de disfrazado, que hemos preferido reservar para referirnos a la utilización de este recurso para parecer (y para sentirse) del otro sexo.

La Larousse añade a ese adjetivo un dato importante "Teatr. Papel que se encomienda a persona de sexo contrario al personaje que representa. (Era práctica frecuente en el teatro isabelino y lírico. Úsase también travestí.) En efecto, el teatro, que empleala máscara (persona la llaman en latín, que ahí fue donde se inventaron la persona y la personalidad) como recurso de caracterización y como símbolo, extrajo estos recursos de los ritos fúnebres en que los vivos adquirían la personalidad y la personificación de los difuntos, para así hacerlos revivir. Hay que añadir que ya desde Grecia y Roma se practicaba el travestismo en el teatro, porque alestar muy mal visto que las mujeres trabajasen en él, sus papeles los hacían siempre hombres travestidos de mujer, que conseguían imitar muy bien no sólo el vestido, sino también la voz, el porte, etc.

El travestismo nació pues muy sano. Cierto es que elegían dedicarse al teatro gente marginal, entre ellos aquellos a quienes su naturaleza les inclinaba al travestismo. Los cómicos de todos modosestaban muy mal vistos, por eso nos han quedado este término y el de payaso como peyorativos per se y como insultos. El caso es que quienes sintiéndose fuertemente impulsados al travestismo no podían practicarlo, puesto que la sociedad se lo impedía, acabaron quebrándose a causa de esa tensión y acudiendo al médico del alma para restaurar los destrozos. Y los psiquíatras le pusieron nombre a estadolencia del alma; la llamaron travestismo. El Diccionario Terminológico de Ciencias Médicas (Labor 1987) remite a transvestismo y lo define como Utilización de prendas e incluso de hábitos sociales del sexo opuesto, con lo que el sujeto puede experimentar una excitación o satisfacción sexual. Se observa en homosexuales y especialmente en transexuales. Sin. Eonismo, travestismo.

Ahí está lapalabra, pero el hecho va más allá. Hay varias fiestas en el año en que el travestismo está bien visto y hasta es celebrado. Son las de Todos los Santos (conmemoración de los fieles difuntos) y Carnaval LGBT. En estas ocasiones uno de los recursos habituales es precisamente el disfraz que implica cambio de sexo. El hecho de que en esos días se acepte que cada uno se muestre en el sexo que leparezca, da ocasión a todos los travestis de exteriorizar sin necesidad de ningún recato la personalidad que llevan más o menos reprimida habitualmente. Y a los que no lo son, les da la oportunidad de salirse de sí mismos y acercarse a una forma distinta de verse y ser vistos.

Ahora bien, la lúdica como parte fundamental de la dimensión humana, no es una ciencia, ni una disciplina y mucho menos una...
tracking img