La calle 10

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 33 (8170 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
CONTENIDO
La Peste comienza con estas frases: "Los curiosos acontecimientos que constituyen el tema de esta crónica se produjeron el año 194.., en Orán. Para la generalidad resultaron enteramente fuera de lugar y un poco aparte de lo cotidiano. A primera vista Orán es, en efecto, una ciudad como cualquier otra, una prefectura francesa en la costa argelina y nada más".
Al describir la ciudad deOrán, el autor nos aclara: "Lo que es preciso subrayar es el aspecto frívolo de la población y de la vida. Pero se pasan los días fácilmente en cuanto se adquieren hábitos y puesto que nuestra ciudad favorece justamente los hábitos, puede decirse que todo va bien...Siendo así las cosas, se admitirá fácilmente que no hubiese nada que hiciera esperar a nuestros conciudadanos los acontecimientos quese produjeron a principios de aquel año, y que fueron, después lo comprendimos, como los primeros síntomas de la serie de acontecimientos graves que nos hemos propuesto señalar en esta crónica".
El minucioso relato de los primeros días, empieza con la narración de un hecho concreto, que parece no tener relevancia alguna: "La mañana del 16 de abril, el doctor Bernard Rieux al salir de suhabitación tropezó con una rata muerta en medio del rellano de la escalera". Poco a poco, deja de ser un hecho aislado, para convertirse en el tema que es objeto de la atención de todos. El número de ratas muertas aumenta aceleradamente.
Al día siguiente el Dr. Rieux, médico, despide en la estación del ferrocarril a su esposa que, enferma desde hacía un año, parte para restablecerse en un lugar de montaña.Ese mismo día, un telegrama le anuncia al Dr. Rieux la llegada de su madre.
"Por la tarde de ese mismo día, al comienzo de la consulta, Rieux recibió a un joven que le habían dicho que había venido ya por la mañana y que era periodista. Se llama Raymond Rambert. Pequeño, de hombros macizos, de expresión decidida y ojos claros e inteligentes, Rambert llevaba un traje tipo sport y parecíaencontrarse a gusto en la vida". Busca información sobre el estado sanitario de los árabes. Al final de la entrevista "el doctor le estrechó la mano y le dijo que se podía hacer un curioso reportaje sobre la cantidad de ratas muertas que se encontraba en la ciudad en aquel momento".
El 28 de abril una agencia de información "anunció una cosecha de ocho mil ratas y la ansiedad llegó a su colmo". Al díasiguiente se anunció una brusca detención del fenómeno. "La ciudad respiró".
Ese mismo día, llama por teléfono al Dr. Rieux, Joseph Grand, un antiguo cliente, empleado del Ayuntamiento, de pocos recursos, a quien el médico había atendido gratuitamente alguna vez. "Era un hombre de unos cincuenta años, de bigote amarillento, alto y encorvado, hombros estrechos y miembros flacos". No llamaba por él,sino por un vecino que había intentado ahorcarse. El nombre del suicida fallido es Cottard, que denota un gran miedo a la intromisión de la policía, como consecuencia de su acción: no quiere que se le avise. "Pero Cottard dijo entre lágrimas que no lo repetiría, que había sido sólo un momento de locura y que lo único que quería era que le dejasen en paz".
El día 30 muere el portero de la casa deRieux. Así lo describe Camus: "Pero al mediodía la fiebre subió de golpe a cuarenta. El enfermo deliraba sin parar y los vómitos recomenzaron. Los ganglios del cuello estaban doloridos y el portero quería tener la cabeza lo más lejos posible del cuerpo. La mujer estaba sentada a los pies de la cama y por encima de la colcha sujetaba con sus manos los pies del enfermo. Miraba a Rieux.
Escúcheme—le dijo él—, es necesario aislarle y proceder a un tratamiento de excepción. Voy a telefonear al hospital y lo transportaremos en una ambulancia.
Dos horas después, en la ambulancia, el doctor y la mujer se inclinaban sobre el enfermo. De su boca tapizada de fungosidades, se escapaban fragmentos de palabras: "Las ratas", decía. Verdoso, los labios cerúleos, los párpados caídos, el aliento...
tracking img