La cruz del sur

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 28 (6758 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 8 de enero de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
EL ORIGEN - LA ESPERA – LA MISIÓN Y EL ENCUENTRO EN LA CRUZ DEL SUR
1

A mi amigo, el Padre Pascual Bernik, sacerdote Claretiano, Rector de la Catedral de San Carlos de Bariloche, quien hace pocos días me hizo el anuncio de la Cruz del Sur.

En el origen
Probablemente nuestro Creador ya lo sabía, por eso en el día tercero puso el Paraíso en el sur, aquí, donde todavía todo es espera2.Probablemente nuestro Creador ya lo sabía, por eso en el cuarto día, después de poner los dos astros mayores, los que día y noche alumbran alejando la oscuridad, la colgó como señal anunciando la forma, el contenido y el sentido de la espera3. Probablemente nuestro Creador lo supo cuando, feliz y anhelante terminaba de comunicarle su gran proyecto, el hombre, los hombres, la humanidad; al más bello yluminoso de los espíritus creados y hubo de escuchar la terrible respuesta: ¡Non serviam! Probablemente nuestro Creador supo en ese mismo instante que ese grupo de luceros iba a ser su gran ayuda pedagógica; sólo en el sur podríamos avistarla y dejarnos guiar por ella: el primer Adán y la primera Eva la vieron, y aún después de caer, la siguieron viendo, como todos los que luego vendríamos.Probablemente por todo eso le dio la forma más bella, significativa y única. Por su pura forma, un anuncio: ¡Cruz! Con el anuncio, un sentido: miren y verán; busquen y encontrarán; caminen y volverán, no están solos pues allí adonde van, alguien los espera. La patria comenzaba a ser en el diseño del “país de arriba”, el huenu mapu que será completado cuando venga el tiempo; que tendrá su nacimiento porel encuentro entre gentes ancestrales guiados todos por la presencia que los llevará al Contenido definitivo de la suprema forma de cruz y reunirá cielo y tierra, por una sola y única madre. La razón y la imaginación humanas, esas dos impotentes sublimes, se verán, entonces, frente a hechos únicos que, sucesivamente y cubriendo la disposición cardinal, irán señalando “¡Aquí quiero estar”! ¡La Cruzdel Sur se llenará de María para que nazca una gran Nación!

1

En la espera
Aquí en el sur también vivían los pastorcitos de Belén. Aquí en el sur los pastorcitos vivieron mirando esa figura de estrellas. Mirando hacia arriba, durante miles de años antes, empapándose de cruz. Misterio de la pedagogía que prepara los corazones y las mentes. El que los esperaba desde siempre y para siempre;Aquél a quien ellos a la vez esperaban aún sin saberlo, aún no conociendo su Nombre estaría en esa Cruz, que ellos significaban desde ya en el orden de lo sagrado. Por eso, tal vez, comenzaran a presentir que en esa Cruz, podría morar también lo sagrado como persona. Tan grande era, pues, la influencia de esta cruz en su vida cotidiana: algunos la asociaban con la pura naturaleza y la importanciade sus animales (el ñandú y el guanaco por sobre todos). Para otros, encerraba una gran enseñanza ética y describía el orden natural de la Creación, cosmogonía que les permitiría, luego, comprender con facilidad y prontitud el Anuncio cristificante. Y no faltaron pueblos quienes, adentrándose más allá, relataron en su torno no sólo la Creación entera, sino también la caída y la salvación. No es,por tanto, caprichosa ni veleidosa, la analogía que hago, con todas las diferencias objetivas, entre los pastorcitos de Belén y nuestros ancestros sudamericanos: aquellos siguieron un lucero buscando el Salvador; éstos siguiendo nuestro Crucero fueron preparados para abrazar a ese mismo Salvador. Pero se necesitaba algo más... Para chiriguanos, chahuancas y chanés; así como para guaraníes, tobas ywichís, la observación de estas estrellas y constelaciones de alrededor, incluida la Vía Láctea, les indicaba, en común, la figura incompleta del ñandú galaxial así como su cacería o persecución; además, según cada pueblo, podían completarlo con otros aditamentos. Para el pueblo mocoví, del Gran Chaco, al Crucero lo llamaban Amanic, avestruz y diversas son las historias que tejieron a su...
tracking img