La eutanasia

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1108 palabras )
  • Descarga(s) : 42
  • Publicado : 5 de mayo de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Dignidad y calidad de vida: Toda vida humana tiene una dignidad absoluta, independientemente de las circunstancias concretas en que se viva. La dignidad no depende de la calidad de vida: la capacidad de pensar dignifica al hombre; la capacidad de amar, y sobre todo, la de recibir cariño, le hacen algo insustituible en la sociedad.

2. La libertad del hombre no es meraindependencia. La enfermedad puede hacer que una persona dependa físicamente de otras, pero esto no merma su dignidad, ya que ésta no radica en la autonomía.

3. Los motivos por los que se pide son removibles. La eutanasia habitualmente se pide por dos motivos: dolor físico o sentimiento de soledad, de ser una carga para los demás. Estos dos motivos son perfectamente removibles: ahí está lamedicina paliativa, capaz de evitar el 80% del dolor físico; ahí están los movimientos de voluntariado y acción social; ahí debe estar la familia, apoyando y acompañando al enfermo, tarea humana de valor incalculable.

4. ¿Hipocresía o economía? Una sociedad civilizada y decente no puede descuidar las obligaciones de justicia con los enfermos, cuidado y compañía, hasta el punto decolocarles en situaciones que les hacen preferir la muerte y luego atender solícitamente a tal petición.

5. No se puede exigir a un médico que quite la vida a un paciente. La libertad del paciente no es de ninguna manera un derecho con la correlativa obligación del médico. El juramento hipocrático ha guiado la profesión médica durante siglos: el médico no puede quebrar la confianzadel paciente, confianza que fundamenta su relación... puede dejar morir, evitando así el encarnizamiento terapéutico, pero no puede causar la muerte.

6. Teoría de la pendiente resbaladiza: las despenalización de la eutanasia voluntaria puede provocar, y de hecho, ya ha provocado en algunos países, la despenalización de la eutanasia involuntaria. En este sentido se pronunció elTribunal Constitucional Norteamericano en el año 1997, para oponerse a la despenalización de la eutanasia: el hecho de que la despenalización de la eutanasia voluntaria acaba generando la despenalización de la eutanasia involuntaria.

7. Presión sobre el enfermo, que pasa a ser el responsable de la situación propia y familiar. ¿No provocará la eutanasia una fuerte presión psicológicasobre los enfermos más vulnerables, que se siente obligados a pedirla para ellos, para no seguir causanddo molestias? ¿No será una insinuación continua a quitarse de enmedio?

8. Imposibilidad de regulación objetiva de las causas. Por otro lado, la eutanasia trata de justificarse en un sufrimiento insoportable que padece el enfermo. Pero... ¿qué tipo de sufrimiento? ¿Cómo de intenso?Porque el dolor es algo físico, evaluable, pero el sufrimiento no. A Ramón Sanpedro no le dolía nada, pero es evidente que sufría. ¿Qué ley se atreverá a calibrar el sufrimiento mínimo para considerar la vida como algo indigno e insoportable?

¿Quién conserva el derecho de juzgar si el deseo de morir está justificado o no? ¿Quién juzga cuándo una vida es digna de ser vividay cuándo no?¿Cabe la eutanasia por un desengaño amoroso? ¿Por un despido? ¿Por un fracaso? ¿Porqué no, si hay un gran sufrimeitno? 4- La eutanasia pervierte la ética médica que desde Hipócrates se ha centrado en eliminar el dolor, no en eliminar el enfermo
Los médicos insisten en que la eutanasia, como el aborto, no son actos médicos, ya que el fin de la medicina es curar, y si no sepuede curar al menos mitigar el dolor, y en todo caso atender y acompañar. La eutanasia no cura nada. Los médicos que entran en una mentalidad eutanásica la incorporan a toda su visión profesional y olvidan a Hipócrates. Es significativo que el primer régimen que instaura la eutanasia desde del viejo paganismo romano es la Alemania nazi... y sólo dos estados por ahora se han apuntado a la eutanasia....
tracking img