La mujer en la sociedad y la iglesia catolica

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 12 (2997 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 9 de enero de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA MUJER EN LA SOCIEDAD Y EN LA IGLESIA

1.- Abordamos el problema de la mujer en la sociedad y en la Iglesia. Ambos ámbitos están mutuamente relacionados. Presentan rasgos comunes y también rasgos diferentes. Una cosa es cierta: el mundo antiguo es el mundo de la sumisión de la mujer. Nos preguntamos: ¿la sociedad está cambiando? ¿asume la Iglesia la sumisión propia del mundo antiguo? ¿esreducida la mujer a los estereotipos de esposa y madre? ¿se reconoce su dignidad, su identidad, su derecho, su papel? ¿favorece la comunidad la liberación de la mujer?
2.- Consideramos lo que está pasando en nuestra sociedad, sin olvidar que existen otras sociedades: donde cada familia sólo puede tener un hijo y el nacimiento de una niña se recibe como maldición; donde las niñas sufren mutilacióngenital; donde se considera a las mujeres propiedad de los hombres (padres, hermanos, maridos); donde muchos hombres y mujeres han de emigrar en busca de una tierra prometida. Recogemos también otros datos: la violencia de género causa la muerte de un gran número de mujeres en todos los países del mundo; cada año, aproximadamente 600.000 mujeres mueren al dar a luz; una de cada cinco mujeres tieneprobabilidades de ser víctima de una violación o un intento de violación a la largo de su vida (El País, 15-3-2006).
3.- Pues bien, este año se cumple el 75 aniversario de la aprobación del voto femenino en España. El 1 de diciembre de 1931 las Cortes Constituyentes de la II República derriban el muro que impide a las españolas ejercer ese derecho, que es puesto en práctica dos años después. En1948 la Declaración Universal de los Derechos Humanos establece la igualdad entre marido y mujer: “el hombre y la mujer tienen los mismos derechos antes, durante y después del matrimonio” (artículo 16).
4.- Con el desarrollo de la medicina moderna la mujer puede asumir responsablemente los tiempos de sus embarazos y, en ese sentido, delimitar su papel como madre. Así consigue una participaciónen los procesos de la vida social, sobre todo, gracias a la posibilidad de elegir su propia profesión. La distribución de tareas familiares en el mantenimiento de la casa y en la educación se somete a revisión.
5.- Hace 40 años, el Concilio Vaticano II vio así la situación de la mujer: “Las mujeres reivindican, allí donde aún no lo han conseguido, la igualdad de derecho y de hecho con loshombres” (GS 9), “es lamentable que los derechos fundamentales de la persona no estén todavía protegidos en la forma debida por todas partes. Es lo que sucede cuando se niega a la mujer el derecho de escoger libremente esposo y de abrazar el estado de vida que prefiera o se le impide tener acceso a una educación y una cultura iguales a las que se conceden al hombre” (GS 29), “la activa presencia del padrecontribuye sobremanera a la formación de los hijos; pero también debe asegurarse el cuidado de la madre en el hogar que necesitan principalmente los niños menores, sin dejar por eso a un lado la legítima promoción social de la mujer” (GS 52), “las mujeres actúan ya en casi todos los campos de la vida, pero es conveniente que puedan asumir plenamente su propio papel según su propia índole. Todosdeberán reconocer a la mujer la participación propia y necesaria en la vida cultural y promoverla” (GS 60).
6.- En su mensaje final afirma el Concilio: “Llega la hora, ha llegado la hora en que la vocación de la mujer se cumple en plenitud, la hora en que la mujer adquiere en el mundo una influencia, un peso, un poder jamás alcanzados hasta ahora. Por eso, en este momento en que la humanidad conoceun cambio tan profundo, las mujeres pueden ayudar mucho a que la mujer no decaiga” (8-12-1965).
7.- Sin embargo, a pesar de todos los avances, la mujer sigue siendo discriminada. Según una Encuesta sobre Estructura Salarial, del Instituto Nacional de Estadística, el salario promedio anual femenino en España es el 71’1% del masculino, aunque esta diferencia debe matizarse en función de otras...
tracking img