La niñez

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 11 (2579 palabras )
  • Descarga(s) : 7
  • Publicado : 10 de agosto de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Programa especial del Día del Niño - "El niño de tu corazón" |
Texto 1:

Hablar de la niñez es pronunciar de lo que alguna vez fuimos.  Muchos añoran la infancia como una etapa privilegiada de la historia personal; unos conservan memorias vívidas a pesar de los años transcurridos; otros apenas tienen evocaciones que se pierden entre vagas reminiscencias. Algunos se esfuerzan por no idealizar los primeros años de su vida porque no siempre han gozado de aquello que es deseable esperar para todo niño. Por muchas razones –personales, familiares, o sociales- también la niñez, como cualquier otro ciclo humano, puede ser una etapa dura.

Lo cierto es que, más allá de las condiciones en las que se ha vivido la propia niñez, ésta se caracteriza, más que cualquier otra etapasubsiguiente, por la “ley del crecimiento continuo”. En la niñez nos desarrollamos alrededor del 70% de lo que creceremos en el resto de la vida. Como afirma la psicología, la psiquiatría, la psicopedagogía y otras disciplinas afines, la infancia es como la “matriz extra uterina” que nos contiene y en la que nos desenvolvemos los primeros años de existencia. Es como la cera maleable en donde se imprimen,como sellos, las impresiones que quedarán en la profundidad de nuestra psiquis. Resulta como el rompecabezas donde se van articulando las diversas piezas que irán construyendo nuestra identidad y el perfil de nuestra personalidad.

De todas las etapas humanas, la infancia es la más determinante de todo el proceso posterior de la vida. Crecemos biológica, psicológica y afectivamente, un granporcentaje de nuestro ulterior desarrollo.

En la niñez nos abocamos a la gran tarea del descubrimiento y la exploración de la realidad y de la vida que nos rodean. Nos autoconocemos permanentemente y comenzamos la socialización con otras personas, insertándonos en una familia y en el circuito de otras relaciones.

    Nosotros ya no somos niños. Sin embargo, alguna vez lo hemos sido. Cuandorecordamos la niñez y evocamos al niño que fuimos podemos sentir diversas emociones: Alegría, nostalgia, agradecimiento o quizás, también, por qué no, otras sensaciones no tan  positivas.

    Cuando te conectás con el niño que fuiste, el que lleva tu nombre y tu historia, ¿qué imagen es la que viene?; ¿cuál es el retrato en el que te ves y te reconocés a vos mismo?; ¿qué lugares recordás?; ¿quéolores te son familiares?; ¿qué paisajes se dibujan?; ¿qué voces escuchás?; ¿qué anédoctas recordás?...  ¿Me contás alguna historia?, ¿te gustaría que escuchemos una historia de esas que nos contaban cuando éramos chicos?; ¿conocés la historia del gigante de ojos azules?...

Texto 2:

Para los adultos, la niñez resulta como el “paraíso perdido” de nuestra propia vida. Tenemos que dar nuevamentecon él  lo largo de la vida. A veces deseamos retornar pero hemos olvidado el camino y no encontramos quien nos pueda guiar.

La niñez es una “metáfora” de la esencia de nuestra condición humana. No queda en nuestro pasado sino que aparece en el horizonte de nuestro futuro, como un “punto” del itinerario personal al cual hay que llegar.

Mientras transcurre la vida vamos perdiendo todas lascaracterísticas de la niñez: Confianza en los otros; inocencia, ingenuidad, capacidad de jugar y de soñar; iniciativa, imaginación y creatividad; empezar siempre algo nuevo; conocer las cosas y preguntar -sin vergüenza alguna- por lo que ignoramos; ser afectivos y expresivos sin condicionamientos, espontáneos, auténticos, frescos, ocurrentes, risueños, tímidos o extravertidos, simpáticos, alegresy tantas, tantas otras buenas condiciones que vamos, penosamente, olvidando y perdiendo mientras crecemos, como si fuera una erosión que desgasta la vida, haciéndonos endurecer, poniéndonos rígidos y calculadores, serios, precavidos y desconfiados.

Después -cuando ya somos maduros y nos damos cuenta que tenemos que “desaprender” algunos aprendizajes que hemos adquirido- la vejez nos trae al...
tracking img