La republica-platon

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 13 (3144 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 5 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La República, Platón. Libros VI Y VII

Al comienzo del Libro VI se hace referencia a la diferencia que existe entre filósofos y no filósofos:
Puesto que son filósofos los hombres capaces de percibir lo que siempre mantiene su identidad consigo mismo, y no lo son los que se detienen en multitud de cosas diferentes.
El filósofo es conocedor de las Ideas (lo que no cambia, lo permanente, y loinmutable), por ello posee la virtud de la sabiduría. Es conocedor, de la Belleza en sí, la Justicia en sí, el Bien en sí y actuará bien, será virtuoso y será también el más capacitado de preservar las leyes y costumbres: el guardián perfecto del Estado.
El hombre normal no tiene conocimiento, sólo posee lo que los sentidos le presentan del mundo, y esto es opinión. Y Platón los compara con losciegos:
¿Crees tú que se diferencian en algo de los ciegos los hombres privados del conocimiento del ser en sí y que no llevan en su alma ningún modelo claro?. No, la diferencia no es grande.
Para responder a la cuestión sobre el modo en el que el filósofo alcanza el conocimiento Platón plantea la necesidad de analizar la Naturaleza del filósofo.
La naturaleza del filósofo se basa en ser amantede la realidad entera, del estudio de lo eterno, quiere la verdad y siente placer en su búsqueda, se siente muy atado a la vida y no le preocupa la muerte, tiene buena memoria y facultad para el estudio y posee una disposición natural para aprender la esencia de cada ser.
La habilidad retórica de Sócrates, en su descripción del filósofo, parece ser rebatida por los hechos, y los hechos, noobstante, muestran a los filósofos como perversos, unos, y como inútiles para el Estado, otros. Sócrates intenta explicar a Adimanto que los filósofos son tratados o considerados bajo dichos sinónimos por el pueblo mediante la parábola del barco. La figura del patrón del barco la equipara al filósofo y los marineros con la muchedumbre, y entonces Platón dice:
No consideran como propio del buen pilotoel que tenga que preocuparse del tiempo, de las estaciones, del cielo, de los astros y de todas las cosas que tengan que ver con la navegación, bien que realmente le corresponda el mando de la nave.
Reprochan al patrón ser un inútil porque conoce esa sapiencia y no se limita simplemente a llevar el timón. Los filósofos son considerados por el pueblo como "charlantes de las cosas que están en loalto", como inútiles. Ésta impopularidad que poseen los filósofos les viene atribuida por los políticos actuales.
No te equivocarás si comparas a los políticos que ahora disfrutan del poder con los marineros de que hablábamos hace un momento, y a los llamados por estos inútiles y charlantes con los verdaderos pilotos.
Pasa, ahora, Sócrates a explicar a Adimanto que la perversión que también seachaca a los filósofos tampoco se debe a la filosofía.
Existen varias razones que corrompen la naturaleza de un alma noble y la hacen alejarse de la filosofía. La más notable es una mala educación. Una educación adecuada es el mejor instrumento para la realización de la Justicia, tanto individual como social. Y una mala educación es una de las causas de la perversión de los filósofos porque todaslas buenas cualidades de la naturaleza humana así como los bienes se corrompen y transforman en males. Y cuanto mejor es la naturaleza corrompida peor es la corrupción y todas sus cualidades las pone al servicio de la injusticia.
Con esto Platón apostilla que no era partidario del modelo ateniense de educación, la cual recaía sobre la familia y particulares y estaba más de acuerdo con el modeloespartano donde la educación relegaba en el Estado.
Platón, en boca de Sócrates, critica el hecho de que la educación esté en manos, no ya de sofistas, sino de la multitud. Los sofistas según expresa Platón son cómplices del pueblo en la deformación de las almas selectas. Tanta es la fuerza y la presión que tiene el pueblo y los sofistas que, todo aquel que disiente, termina represaliado....
tracking img