La revolucion mexicana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1242 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de agosto de 2012
Leer documento completo
Vista previa del texto
La revolución mexicana: la página de un pasado que sigue escribiendo su presente.

Temeroso de las asechanzas zapatistas, a menudo cambiaba yo de casa para dormir. Porque de día,
bien que mal, los funcionarios civiles del gobierno de la Convención
podíamos defendernos de los enemigos que nos cercaban
Martín Luis Guzmán

Un par de años han pasado desde que finalizó lo que socialmentenombraríamos como la celebración del Bicentenario. Durante el 2010 dos fechas resaltarían dentro del imaginario que el Estado trató de recrear: el aniversario del inicio de la lucha de independencia y lo que socialmente es nombrado como el inicio de la lucha revolucionaria que tiene correspondencia con la proclamación del Plan de San Luis instituida desde San Antonio por Francisco I Madero el 20 denoviembre de 2010.
Cien años han pasado desde el momento en que el corazón de la patria latía de norte a sur por un principio de legitimar la ruptura con el propio régimen, porfirista, mismo que rebasaba el tiempo que éste debía contenerse dentro del tiempo presidencial. Años antes, una década, diversos círculos constituidos entre el momento de cambio de siglo y la cotidiana agonía del régimen enturno se daban a la tarea de formular las preguntas pertinentes ante tantas fracturas sociales que mayoritariamente visibilizaban un rostro unitario: la cara de la carestía y la desigualdad que sigue delineando sus rasgos hasta nuestro presente.
Si bien los hermanos Magón, Ricardo y Enrique, propusieron años antes aquel movimiento comprendido hasta el día de hoy como anarquismo y, que gracias ala prensa fue desplazado sobre las planas del Hijo del ahuizote; lo cierto es que el movimiento maderista sería el sigma que desde sus bases ideológicas, identificadas bajo el lema conocido sufragio efectivo no reelección, constituiría un movimiento con la suficiente fortaleza para llevar a un grupo –mayoritario- a tomar una decisión universalmente histórica: tomar las armas. No obstante, el hechode que existiera una fuerza capaz de mover desde la raíz más profunda de la constitución social del país, la gente, sin título aun de ciudadanos, molesta por lo que consideraban como un abuso, se encontraban divididos entre grupos desplazados a lo largo del nuestro país.
Es la época del caudillismo y de la fractura que se da no sólo ante el poder, recordemos aquella anécdota donde EmilianoZapata y Francisco Villa no desean sentarse en la “silla”, sino con el compromiso político y social que implicaba el aceptar el ascenso de clases privilegiadas aun entre la entonces llamada “bola”.
Justo es la teoría del cambio la que logra ajustar desde su superficie social y su magma histórico la magnitud de esa revuelta que constituyó sin más, el presente de un país en franca ruptura. Como loadmite Orlando Plaza en su texto Cambio social y desarrollo rural, “no hay teoría social sin noción del tiempo” y es este, como lo considera el autor dentro de su propia reflexión, uno el elemento temporal sólo es posible cifrarlo a partir de la conciencia social y de los propios procesos y fenómenos desarrollados sobre un momento histórico. Es decir, hablamos de la importancia del contexto social paracomprender un determinado fenómeno.
No resulta gratuito el hecho de que sea la proclamación del Plan de San Luis el hecho denominado como el inicio de la Revolución mexicana, documento por el cual Madero desconoce el gobierno de Porfirio Díaz así como los procesos reeleccionistas de la mayoría de los implicados dentro del sistema estatal. Dentro de estas dimensiones, revolucionarias aun ennuestra época, el Estado quedaba determinado como una figura carente no sólo de solucionar la problemática social de primer orden, según los diversos círculos que conformaron el movimiento armando, sino en sí de un país que estaba abogando por un cambio hacia el primer mundo donde la revolución industrial, visibilizada en México por las maquilas, el ferrocarril entre otras empresas de finales del...
tracking img