La suerte esta echada

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 244 (60907 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 3 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
JEAN - PAUL SARTRE

LA SUERTE ESTA ECHADA EL ENGRANAJE
Traducción de RAÚL NAVARRO

QUINTA EDICIÓN

EDITORIAL LOSADA S. A.
BUENOS AIRES

Titulos de los originales franceses: Les jeux sont faits - L'engrenage © Editions Nagel, París, 1947 y 1948

Queda hecho el depósito que previene la ley núm. 11.723 © Editorial Losada S. A. Buenos Aires, 1950.

Primera edición: 2 - II – 1950Segunda edición: 6 - XII - 1955 Tercera edición: 23 - XI - 1959 Cuarta edición: 20 - V - 1965 Quinta edición: 29 - X - 1968

Ilustró la cubierta SILVIO BALDESSARI

IMPRESO EN LA ARGENTINA PRINTED IN ARGENTINA Este libro se terminó de imprimir el día 29 de octubre de 1968 en Artes Gráficas Bartolomé U. Chiesino, S. A Ameghino 838, Avellaneda Buenos Aires

LA SUERTE ESTÁ ECHADA

*

*

Filmdirigido por Jean Delanrioy, con Micheline Preste, Marcel Pagliero y Marguerite Moreno, en los principales papeles, y proyectado en los países de habla española con el título de Cita en la muerte.

EL DORMITORIO DE EVE
Un dormitorio donde las persianas semicerradas solamente dejan pasar un rayo de luz. Un rayo luminoso descubre una mano de mujer, cuyos dedos crispados arañan una manta de piel.La luz hace brillar el oro de una alianza, y, luego, deslizándose a lo largo del brazo, encuentra el rostro de Eve Charlier; con los ojos cerrados, contraídas las ventanillas de la nariz, parece sufrir, agitada, gimiente. Una puerta se entreabre y en el espacio libre un hombre queda inmóvil. Elegantemente vestido, muy moreno, con hermosos ojos oscuros y bigote recortado a la americana, aparentaunos treinta y cinco años. Es André Charlier. Mira intensamente a su mujer, pero su mirada no tiene más que una atención fría, sin la más mínima ternura. Entra, cierra la puerta sin ruido, atraviesa el cuarto cautelosamente y se aproxima a Eve, que no le ha oído llegar. Acostada en su lecho, Eve tiene sobre su camisón una "robe de chambre" muy elegante. Una manta de piel le cubre las piernas. Por uninstante, André Charlier contempla a su mujer, cuyo semblante expresa sufrimiento. Después se inclina sobre ella y la llama con dulzura. —Eve... Eve... Eve no abre los ojos. Duerme con expresión tensa. André se incorpora y se dirige hacia la mesita de noche, donde hay un vaso con agua. Saca de su bolsillo un frasquito gotero que acerca al vaso y lentamente vierte unas gotas. Como Eve hace unmovimiento con la cabeza, rápidamente esconde el frasquito en el bolsillo y observa, con una mirada de aguda dureza, a su mujer dormida.

LA SALA DE LOS CHARLIER
En la sala vecina una jovencita, apoyada en el alféizar de la gran ventana abierta de par en par, mira hacia la calle. De allí sube aproximándose el rumor acompasado de una tropa que desfila. André Charlier penetra en el cuarto y cierratras de sí la puerta. En el intervalo se ha compuesto una presión preocupada. Al oír el ruido de la puerta, la jovencita se vuelve. Es muy hermosa y puede tener unos diecisiete años. Aunque grave y preocupado, su menudo rostro es todavía infantil. Desde fuera, entre el rumor de los pasos que redoblan sobre la calzada, llega una canción de marcha, ronca, cadenciosa. Con ademán brusco la jovencitacierra la ventana. Es visible que está a punto de ser dominada por sus nervios, y volviéndose, dice con tono fastidioso: —¡Están pasando desde esta mañana! En apariencia sin verla, André da algunos pasos y se detiene, con aire muy conmovido, junto a un sofá. La jovencita se le aproxima y lo interroga ansiosamente con la mirada. Él levanta la cabeza, la mira, y, luego, con gesto fatal: —Duerme... —¿Nocree usted que mejorará? André no responde. La jovencita molesta, coloca una rodilla en el sofá y le sacude el brazo. Está casi al borde de las lágrimas. De súbito estalla: —¡No me trate como a una criatura! ¡Contésteme! André contempla a su bonita cuñada, le acaricia dulcemente los cabellos y después, con toda la ternura fraternal y el dolor contenido que puede poner en su voz, murmura: —Va a...
tracking img