La tercera opcion

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (696 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
Juan Carlos Payán Gil

La tercera opción
Eran las cuatro de la mañana y Juan seguía despierto, era el quinto día en el que no lograba concebir el sueño. Entre más tiempo pasaba menos podía dormir,la angustia que sentía le oprimía el pecho como si tuviera tres elefantes parados encima. Juan nunca fue el mejor en nada, ni en los deportes, ni con la chicas y mucho menos en los estudios; es másno era bueno ni para los video juegos, la falta de habilidad en su vida lo llevó a ser una persona insegura y solitaria. Y ahora que estaba en la universidad y le dejaron de tarea escribir un cuento sumundo comenzó a desmoronarse, no tenía ni idea de qué hacer.
Dieron las siete de la mañana y el radio reloj se encendió como de costumbre, después de escuchar las noticias un rato se levantó de lacama fue a la cocina a tomar una taza de café frío y se metió a bañar. No tenía idea de qué hacer, parecía que sólo tenia dos opciones una era escribir cualquier estupidez y quedar, otra vez, como unperdedor o podía no escribir nada y reprobar el curso, en cualquier caso el resultado era el mismo. Dejó el departamento y ya se le había hecho un poco tarde y para colmo la llanta de su auto estabaponchada.
Juan tuvo que caminar hasta la universidad, por suerte vive a dos calles de distancia, pero aun así perdió su primera clase. El pobre chico se sentía muy mareado ya no sabía si hacía frío ocalor parecía un ente que caminaba sin dirección. Al llegar a la segunda clase, la de literatura, lo primero que les recordó Álvaro, el profesor, fue que para la siguiente sesión todos debían llevarsu cuento, Juan sintió como si le clavaran un cuchillo en la boca del estomago, pero fue justo esa sensación la que le dio una magnifica idea.
Terminó la clase y Juan esperó a que todos salieran delsalón, incluso el profesor, al cual Juan siguió todo el día, con mucha cautela, para que no se diera cuenta de que el chico lo espiaba. A las ocho de la noche Álvaro, que era un tipo bastante...
tracking img