La vocación

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 16 (3762 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 13 de junio de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La vocación

El P. Domingo de San José en Burdeos

En 1839, el padre carmelita Domingo de San José, de la Reforma de santa Teresa, llegaba a Burdeos sin documentos, sin ropa y sin dinero. Capellán castrense en el ejército de Don Carlos de España*, se había visto obligado a huir después de la traición de Maroto**, traición que permitía a la reina Cristina extender su autoridad sobre toda estanación, siempre tan abnegada al servicio de Cristo y de la Iglesia.

*[Domingo de San José (1799-1870), carmelita navarro, profesor de filosofía en Calahorra y de teología en Pamplona. Capellán de la Guardia Real de Don Carlos, huye a Francia tras la traición de Maroto, y restaura allí el Carmelo. General de la Orden (1865), participa en el Vaticano I (1869-1870)].

**[Rafael Maroto(1783-1847), general en jefe carlista, que pactó con el general Espartero, liberal].

La persecución había ya alcanzado a los religiosos y al clero de España, y muchos de éstos habían tomado el camino del destierro. El padre Domingo, designado como una de las primeras víctimas de las venganzas de los cristinos, había podido evadirse a tiempo del campamento carlista, y a través de mil peligros, habíaconseguido penetrar en territorio francés. Se hallaba, pues, en Burdeos, con intención de embarcar para México, en donde esperaba poder reemprender la vida religiosa en uno de los conventos de la Orden del Carmen, que dependían de la congregación de España.

La M. Batilde del Niño Jesús

Pero la Providencia había decidido otra cosa. La hermana Batilde del Niño Jesús* era entonces Priora de lasCarmelitas en Burdeos. Desde hacía diez años, solicitaba de los Nuncios en París, y de los Generales en Roma, el restablecimiento de los Carmelitas Descalzos en Francia. Pero sus instancias no habían encontrado ninguna acogida favorable. El estado de Francia, los prejuicios en boga, la política dominante y, en una palabra, dificultades de todo género, no parecían poder permitirle ni siquiera unaesperanza de ver realizarse su buen deseo antes de largos años.

*[Nacida en Périgord, de la ilustre familia de los Saint-Exupéry, ingresa en 1814 en el Carmelo de Burdeos, del que fue superiora. Funda más tarde en Vinça, Pirineos Orientales, donde muere en 1844, a los 78 años].

Sin embargo, la venerable Priora continuaba pidiendo a Dios lo que los hombres le negaban. Tan pronto como llegó aBurdeos el padre Domingo, fue a visitarla, y ya en esta primera entrevista la M. Batilde le contó sus deseos, las gestiones que había hecho y las esperanzas que tenía de que un día las vería cumplirse.

El santo religioso la escuchó atentamente, y quedó admirado de la nitidez de su lenguaje y de la energía de su fe. Se sintió arrastrado a darle la promesa de secundarla en la obra que habíaemprendido.

Renace el Carmelo en Francia

Pero el padre Domingo estaba solo. No obstante, compró una casa y buscó compañeros. Como la persecución continuaba en España, consiguió un religioso que, después de haber sido alumno suyo, vino a ser compañero suyo en religión, el padre Luis del Santísimo Sacramento*. Dos hermanos, uno de coro y un converso, se les habían juntado también.

*[También navarro(1806-1862), discípulo del P. Domingo, a quien sucede como preceptor de teología en Pamplona. Le sigue a Francia, maestro de novicios en Broussey y en 1861 provincial de la Orden en Aquitania].

Persecuciones y victorias

Ya han comenzado a vivir la regla, cuando la policía suspicaz del Gobierno de Julio dispersa a los miembros de la naciente comunidad.

Gestiones de la M. Batilde consiguenque pronto estén de nuevo reunidos en Burdeos. Grande es la alegría de los cuatro carmelitas, otra vez juntos. Crece con esto su confianza en la Providencia, y esta confianza no es vana: se presentan novicios franceses, se les ofrece un convento en Broussey, cerca de Burdeos, Roma aprueba el intento, reciben el socorro de algunos bienhechores, y pronto se abren otros conventos en Montigny y en...
tracking img