Laconducta humana

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 31 (7511 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de diciembre de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
Biología y conducta humana.
Reflexiones desde la antropología filosófica de Arnold Gehlen (1904-1976)
LEANDRO SEQUEIROS. Departamento de Filosofía. Facultad de Teología. Granada

Esta cuarta sesión básica de la Cátedra Ciencia-Tecnología- Religión de la Universidad Comillas tiene como tema general “Vida y Conducta”, y como subtítulo “Etología de la conducta animal, la Conducta humana y lainvestigación científica de sus causas”. Demasiados temas, y de difícil respuesta, para una sola sesión. Son muchas las preguntas que están en la calle, sobre todo después de la polvareda de estas semanas con el asunto del Proyecto Gran Simio, que de modo indirecto aparece por detrás de las bambalinas del teatro del debate en este país (no sabemos si para ocultar el asunto del Estatut.)

1. Eldebate del Proyecto Gran Simio, como telón de fondo

Durante los meses de Abril y Mayo de 2006 han sido frecuentes las noticias, comentarios y críticas relativas al llamado “Proyecto Gran Simio” (Great Ape Project) 1. Sin embargo, este proyecto internacional propiciado por organizaciones no gubernamentales se inició hace ya más de una década, en 1993. Su objetivo es hacer una llamada de atenciónsobre la acelerada extinción de los grandes simios (gorilas, chimpancés, bonobos y orangutanes) y sensibilizar sobre las condiciones de maltrato a que se los somete en zoológicos y laboratorios insistiendo en su semejanza genética con nosotros los humanos y, sobre todo, insistiendo en los datos sobre su psicología, su sensibilidad ante el dolor, la angustia, la pérdida de libertad, el olvido de su 1 capacidad emocional. Detrás de este proyecto están el escritor, filósofo y publicista australiano Peter Singer (que sería luego luego presidente del PGS-internacional) y la filósofa italiana Paola Cavalieri (directora de la revista Etica&Animali), siendo el filósofo Jesús Mosterín (que acaba de publicar La Naturaleza humana)2 una de las cabezas visibles en España. ¿Por qué tanto revuelo entorno a algo ya conocido en Internet, y de lo que hay miles de páginas web? La ocasión está en que se ha sabido por la prensa la existencia de una iniciativa parlamentaria firmada por Francisco Garrido Peña, profesor de Derecho de la Universidad de Granada.

Este Diputado por “Los Verdes”, incluido en el Grupo Parlamentario Socialista del Congreso, presentó el 5 de septiembre de 2005 unaProposición no de Ley para su debate en la Comisión de Medio Ambiente sobre la adhesión de España al citado Proyecto Gran Simio. Muchos políticos, eclesiásticos y ciudadanos se han apresurado a criticarla y a ridiculizarla, posiblemente sin haberla leído y solo por artículos provocativos de la prensa. Pero ¿por qué ahora? Tal vez porque ha sido publicada en el Boletín Oficial del Congreso de las CortesGenerales (BOCG) el 11 de abril de 20063. El texto, que no supera la extensión de una página, pide lo siguiente: “El Grupo Parlamentario Socialista presenta la siguiente Proposición no de Ley para su debate y votación. Proposición no de Ley:

El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a declarar su adhesión al Proyecto Gran Simio y a emprender las acciones necesarias en los foros y organismosinternacionales para la protección de los grandes simios del maltrato, la esclavitud, la tortura, la muerte y extinción”. Punto final. No se dice nada –como ha apuntado alguna prensa- de pedir los derechos de los animales, o que induzca a pensar que se quiere “degradar” (sic) a los humanos al nivel de los monos, o a considerar que el hombre es un chimpancé más, o que se degrada el concepto de“persona”, o que los humanos ya no sean los reyes bíblicos de la Creación. Bien es verdad que el texto se inicia con la exposición de motivos de esta propuesta: “la cercanía y vecindad genética que tenemos con nuestros parientes, los grandes simios”… y “la cruel realidad de nuestro trato con ellos”. Se alude a Peter Singer, pero en modo alguno –en nuestra opinión- se pide que el Gobierno de España...
tracking img