Las fuerzas morales, de jose ingenieros

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 5 (1012 palabras )
  • Descarga(s) : 31
  • Publicado : 8 de noviembre de 2009
Leer documento completo
Vista previa del texto
Me enorgullece haber tenido la posibilidad de conocer una de las obras de José Ingenieros, cada una de las lecciones, que el autor redacta y transmite en las Fuerzas Morales, despertaron en mi espíritu el ánimo de la perfección, la conciencia de nuestro propio poder como seres perfectibles.
Quiero destacar la gran influencia que ha tenido el libro sobre mi vida personal, los conceptosdesarrollados en “Las Fuerzas Morales” me ayudaron a reconocerme y corregirme en algunos aspectos, además me enseñaron a valorar, generar y perseguir ideales.
A continuación expongo algunas frases del autor que al momento de leerlas me hicieron reflexionar y sin duda dejaron una huella en mí:
• El trabajo será bello y amado cuando represente una aplicación de las vocaciones y de las aptitudes, cuandola espiga sea cosecha propia del sembrador.
• Joven que piensas y trabajas, que sueñas y amas, jo¬ven que quieres honrar tu juventud, nunca desees lo que sólo puedas obtener del favor ajeno; anhela con firmeza todo lo que pueda realizar tu propia energía.
• La inquietud de saber más, de poder más, de ser más, renueva al hombre incesantemente. Cuando ella cesa, deja él de vivir, porque envejece ymuere.
• Renovarse es prueba de juventud funcional, revela aptitud para expandir el yo más íntimo, sin apartarse de sus caminos hondamente trazados; lo que es muy distinto del variar con la moda, que sólo denuncia ausencia de ideas propias y pasiva adhesión a las ajenas.
• ¡Alabados los que arrojan semillas a puñados, generosamente, sin preguntarse cuántas de ellas se perderán y sólo pensando enque la más pequeña puede ser fecundada!
• Podrá ser más cómodo no equivocarse que errar muchas veces; pero sirven mejor a la humanidad los hombres que, en su inquietud de renovar, por acertar una vez aceptan los inconvenientes de equivocarse mil.
• Los perezosos viven aburridos y se desesperan no hallando entretenimiento para sus días interminables; los activos no se tedian nunca y sabeningeniarse para multiplicar los minutos de cada hora. Mientras el holgazán no tiene tiempo para hacer cosa alguna de provecho, al laborioso le sobra para todo lo que se propone realizar.
• Cada hora es digna de ser vivida con plenitud; cada día el hombre debiera preguntarse si ha ensanchado su experiencia, perfeccionado sus costumbres, satisfecho sus inclinaciones, servido sus ideales.
La pasividad,en los jóvenes, es signo de prematuro envejecimiento.
• No se nace joven, hay que adquirir la juventud. Y sin un ideal, no se adquiere.
• El hombre digno piensa, quiere y hace. Si triunfa, no achica su ventura pensando que la debe a otros: si fracasa acepta serenamente el resultado de sus errores.
• Para el perfeccionamiento humano son inútiles los tímidos que viven rumiando tranquilamente, sinarries¬garse a tentar nuevas experiencias; son los innovadores los únicos eficaces, descubriendo un astro o encendiendo una chispa. Podrá ser más cómodo no equivocarse que errar muchas veces; pero sirven mejor a la humanidad los hombres que, en su inquietud de renovar, por acertar una vez aceptan los inconvenientes de equivocarse mil.
• El hombre perfectible, si considera incom¬pleta su doctrinao insegura su posición, busca fórmulas nuevas que superen el presente, en vez de cerrar los ojos para volver a los errores tradicionales. La juventud, cuan¬do duda, rectifica su marcha y sigue adelante; la vejez, incapaz de vencer el obstáculo, desiste y vuelve atrás.
• Quien tiende hacia la perfección procura armonizar su vida con los ideales. Obrando como si la felicidad consistiera en lavirtud, se adquiere un sentimiento de fortaleza que ahuyenta el dolor y vence la cobardía. Todos los ma¬les resultan pequeños frente al supremo bien de sentirse digno de sí mismo.
• . No presten oído los jóvenes a esas palabras de tentación y de vergüenza. Quien ame la grandeza de su pueblo debe enseñar que el buen camino suele resultar el más difícil, el que los corazones acobardados consideran...
tracking img