Leyenda

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1314 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 24 de septiembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LA SUCIA

Por: Héctor A. Castillo

Al ser Trujillo una ciudad antigua - la primer capital de Honduras fundada en 1525 - no podía quedar esta excluida del mágico influjo que como un velo de misterio, arrojan los siglos sobre el pasado de las ciudades viejas, que con el continuo galopar de los años acaba por convertirse en una combinación de historia, mito y... leyenda. Consecuencia de ello esque después no sabemos el punto de separación de ninguno de estos, y al final acaban los tres confundiéndose en uno solo: o el mito y la leyenda se vuelven historia o la historia se vuelve mito y leyenda ¿Y es que en realidad importa saber cual es cual?

Desde muy temprano en mi vida quedó mi imaginación irremediablemente cautivada en las redes del intrigante misterio de la fantasiosa leyenda;de lo que mi inolvidable abuelo, que Dios tenga en el cielo, puede con toda legitimidad, reclamar derechos de "autor". De la boca de aquel adorable viejo, oí las primeras "historias" de lo que pasó a ser para mi, el jardín florido y fértil del "folklore" de mi pueblo querido.

Entre los enigmas de la vida que temprano descifré, está el de que el mito, la leyenda y la realidad son lo mismo. ¿Oestaré yo desafiando algo indesafiable con mi prosaica aseveración? Yo creo que todo depende de como cada uno de nosotros quiere ver las cosas. Todo depende de nuestra propia imaginación. Desde entonces hice un compromiso conmigo mismo. En ese compromiso le prometí a Trujillo que algún día plasmaría en tinta y papel, aquellas historietas y cumpliendo con mi promesa, la que sigue es una de ellas...En el pueblo de Trujillo desde los años de 1800 era y aún es hoy, muy común oír relatos de apariciones de La Sucia; para algunos Siguanaba. Gran cantidad de trujillanos aseguran haberla visto, generalmente en los ríos de las afueras de la ciudad, por supuesto. La señora esa tiene varias formas y aspectos. Unos la han visto como una anciana desgreñada y andrajosa, con solo dos o tres dientes quesobresalen de sus arrugados labios; con enmarañado pelo y floja vestimenta que contribuyen en gran manera a su tétrico aspecto fantasmal.

Otros la han visto como una mujer elegante vestida con ropas de antaño, con un rostro desfigurado por lo que parece ser una enfermedad o cortadas de arma punzante. Esta es la versión de La Sucia que mi abuelo juraba haber visto o que, por lo menos, creyó habervisto. Nunca estuvo seguro.

En las afueras de Trujillo y entre los escombros de un convento destruido por las llamas de un incendio, vivió por muchos años La Sucia. Nada más que en este caso, todos sabíamos quien era La Sucia. Esta era Challita la loca que había hecho de aquellas viejas ruinas su hogar. Enajenada por a saber que extraños sortilegios, Challita vivía en su propio mundo apartadade todos. Mantenida por unos vecinos piadosos vivió en aquella desolación los últimos años de su vida. Por las noches se le veía en las lunas llenas deambular por los alrededores de aquellas ruinas; su figura andrajosa y desgreñada proyectada contra la brillante luna, se parecía no solo a La Sucia sino que a una alma en pena. Los rumores se habían propagado de que Challita era bruja. Nunca meatreví a pasar solo por aquellas ruinas; le tenia terror a Challita la que en realidad tenia el aspecto de una bruja.

En una fresca madrugada de luna llena, mientras mi abuelo se dirigía a la hacienda de su padre situada en Sillín, en las afueras de Trujillo, a supervisar el ordeño de ese día, en el lomo de su avispado macho y acompañado de su perro pastor alemán, al no más cruzar el río, el muloal igual que el perro, comenzaron a mostrar señas de estar atemorizados, por algo o alguien que solo ellos podían ver u olfatear adelante del camino en la noche oscura.

Ante los rebuznos inquietantes de su bestia mular rehusando a avanzar, y el aullar de su obviamente aterrorizado can, el que contribuía con su aparente cobardía a empeorar la situación, al tratar insistentemente de refugiarse...
tracking img