Leyendas

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (544 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 6 de diciembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Leyenda de la Mujer Herrada.
A fines del siglo XVI en la casa número 3, de la calle de la Puerta falsa de Santo Domingo, hoy 100 de Perú, vivía un sacerdote con una mujer como si fuera sulegítima esposa. Cerca de allí en los bajos de la ex-universidad habitaba y tenía su taller, un herrador gran amigo y compadre del cura, quien estaba al tanto de aquella situación y con la confianza que setenían, en repetidas ocasiones lo exhortó a que abandonara la senda torcida sin que éste le hiciera caso.
Cierta noche en que el herrador dormía, oyó llamar a la puerta del taller con grandes ydescomunales golpes, que le hicieron levantarse inmediatamente. Salió a ver quién era, con temor de que fuesen ladrones, y se halló con que los que llamaban eran dos negros que conducían una mula llevando unrecado de su compadre, suplicándole que herrase inmediatamente la bestia pues muy temprano tenía que ir al santuario de la Virgen de Guadalupe.
Reconoció la cabalgadura que solía usar el sacerdote yde mala gana por la hora que era, tomó sus herramientas y clavó cuatro enormes herraduras en las cuatro patas del animal. Concluido el trabajo, los negros se llevaron la mula, dándole crueles yrepetidos azotes.
Al día siguiente muy temprano, se presentó el herrador en la casa de su compadre para preguntarle por qué iba tan temprano a la iglesia de la Virgen, se sorprendió al encontrar alclérigo aún en la cama al lado de su mujer.
-Lucidos estamos, compadre -le dijo-; despertarme tan de madrugada para herrar una mula, y todavía tiene vuestra merced tirantes las piernas debajo de las sábanas¿qué sucede con el viaje?
-Ni he mandado herrar mi mula, ni pienso hacer viaje alguno -replicó el aludido.
Después de las explicaciones respectivas, imaginaron que algún travieso había queridocorrerle una broma al bueno del herrador, y para celebrar el incidente, el clérigo comenzó a despertar a la mujer con quien vivía. La llamó y la mujer no respondió, después la movió y su cuerpo estaba...
tracking img