Libertad

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 3 (533 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de mayo de 2011
Leer documento completo
Vista previa del texto
La Libertad absoluta
Hace no muchos años, asistí con un psicoanalista de la vieja guardia, de aquellos que, como Freud, todavía creen en el poder curativo de la hipnosis. Me pareció que elhipnotizador era un charlatán absoluto, razón por la cual nunca volví a su consulta. Unos meses después, leyendo el periódico, me enteré de la historia truculenta de dicho hipnotizador, el cual, durante unasesión hipnótica, le ordenó al paciente que, en cuanto se despertara, saliera a la calle y, en plena vía pública, orinara como un perro; el hipnotizador, además, le ordenó a su paciente que, si alguienle preguntaba por qué orinaba en la calle, el hipnotizado debía responder: «Orino en la vía pública, porque me apetece ejercer mi libertad absoluta». Nada más despertar, el paciente se dirigió haciala calle y, en medio de la vía pública, orinó como un perro cínico (tal y como se lo había ordenado el psicoanalista hipnotizador) y respondió a quienes le preguntaban por qué lo hacía, que se orinabaen la calle, porque le apetecía ejercer su libertad absoluta (tal cual lo había dictaminado el hipnotizador); otro de los pacientes, obligado por el hipnotizador, perpetró la cópula en la vía públicaa plena luz del día; ese paciente también respondió (tal y como se lo ordenó el hipnotizador), cuando alguien se lo preguntaba, que perpetraba la cópula abominable, en plena calle, porque le apetecíaejercer su libertad absoluta (acatando inexorablemente las órdenes implacables de su hipnotizador); de tal guisa, varios pacientes fueron obligados a cometer muchos y muy inmorales y cínicos actos enplena vía pública, y ante las preguntas de los atónitos curiosos (y de los no menos perplejos gendarmes), todos ellos respondieron que perpetraban dicho acto inmoral, porque les apetecía ejercer sulibertad absoluta; obedeciendo (sin saberlo) las órdenes rotundas, deterministas, que el psicoanalista les imbuía forzosamente durante las sesiones hipnóticas.
El afán de éxitos mayores, de...
tracking img