Llamado a la juventud

Solo disponible en BuenasTareas
  • Páginas : 6 (1460 palabras )
  • Descarga(s) : 0
  • Publicado : 30 de noviembre de 2010
Leer documento completo
Vista previa del texto
LLAMADO A LA JUVENTUD

Con el inicio de un nuevo semestre viene la oportunidad de aprender nuevas cosas y emprender nuevos retos, de entender un poco más el complicado mundo en el que vivimos. En estas 3 tareas, el ITAM no deja mal desde el primer día.

Mis amigos no han parado de comentar lo cambiado que me sienten. Un verano de victoria, silencio y reflexión han contribuido a dejarme con 3cosas que considero muy importantes: Ideas (mi posesión más preciada), valor para compartirlas con el mundo y una renovada confianza en mi mismo.

Hasta ahora, la escuela es lo mismo de siempre: lecturas que no parecen acabar en número y longitud, clases que te dejan en completo agobio y amigos que hacen que todo sea mucho más fácil. Sin embargo, y como siempre, me es imposible negar lafelicidad y la plenitud con la que me llena.

Son, precisamente, la juventud mexicana de la cual me rodeo lo que me preocupa. La primera semana de clases una amiga se atrevió a preguntarle a mi profesora de Ideas como ve a los jóvenes de hoy. Mi maestra respondió sin tapujos: "Deprimidos, desconectados y apáticos de su realidad política y social". Lejos de dolerme o molestarme el comentario no mesorprendió pero no me dejo en paz.

La definición que nos da wikipedia (fuente de conocimiento de nuestra generación) de "depresión" es que es una enfermedad mental que consiste en un trastorno del estado de ánimo. Su síntoma habitual es un estado de abatimiento e infelicidad que puede ser transitorio o permanente.

¿Vivimos realmente en depresión? Quizá si. No una depresión suicida, pero lo tristees que estamos en camino a eso. En mi misma clase de ideas discutimos la utilidad del arte y sentí que mis compañeros no lograban capturar su utilidad. Si bien el arte por ser fin y no medio en sí mismo no es de utilidad inmediata tiene una función muy importante que es alimentar nuestra alma, inspirarla, elevarla, recordarnos que hay cosas superiores a nosotros a las cuales vale la pena dirigirnuestros esfuerzos. Quizá está mal mi uso de palabras, pero yo veo en el arte un uso de mayor valor y trascendencia al de la corriente del utilitarismo en la que vivimos.

¿Cuántos de nosotros nos tomamos el tiempo de ver una pintura o escuchar verdadera música hoy y vivir una experiencia estética? No vayamos tan lejos a las artes plásticas ¿Cuántos de nosotros, jóvenes, nos tomamos un minutopara admirar la sublime belleza de la naturaleza?
A manera de los pintores manieristas y su estado depresivo provocado por la inseguridad económica de su tiempo, nosotros hemos dejado que nuestras necesidades económicas (y en general, nuestras necesidades meramente accidentales a nuestra alma) vayan consumiendo el artista que tenemos dentro, hasta el punto de ahogarlo y matarlo. Tenemos dentro denosotros el cadáver de un artista y no arte como debería de ser. Vivimos deprimidos y en luto por la muerte del arte en el hombre.

¿Vivimos desconectados? sí, pero al puritito estilo mexicano, me dedicaré a hecharle la culpa a otros. Los jóvenes vivimos desconectados del mundo por el simple hecho que no nos identificamos con el, que no nos corresponde. Por lo menos a mí, me enseñaron valores muydistintos de los que vive la gente, de los que rigen este mundo. Nos educaron para un mundo muy distinto al que tenemos hoy, un mundo que creo yo es mejor que el actual. Culpo a la sociedad que rige el mundo de hoy en día por crear en nosotros personas incongruentes al mundo que rigen, su relativismo moral se permeó a las nuevas generaciones, a nuestra generación.
Habiendo dicho esto, seentiende pero no se justifica nuestra actitud respecto a la incongruencia del mundo que queremos y el mundo que tenemos. Debemos exigir, debemos luchar, debemos contagiar las ideas de revolución ante el decadente mundo y país que tenemos. Vivimos en un país hermoso, dueño de riquezas naturales y humanas pero mucho más importante, un país que nos pertenece y al cual pertenecemos, con el cuál sentimos un...
tracking img